El Levante pasó de una primera vuelta de ensueño a un final agridulce

El Levante despidió la campaña 2013-2014 clasificado en undécima posición de la Liga española tras una primera vuelta de ensueño con el debut en competiciones europeas y un final de temporada agridulce tras la marcha del goleador Obafemi Martins y las noticias sobre irregularidades en el partido Levante-Deportivo.
El Levante pasó de una primera vuelta de ensueño a un final agridulce
El defensa del defensa del Betis Nacho Pérez (i) conduce el balón ante el centrocampista del Levante Valmiro Lopes "Valdo" durante el partido de la última jornada de Liga de Primera División disputado el sábado en el estadio Ciutat de Valencia. EFE

Valencia (España), 3 jun (EFE).- El Levante despidió la campaña 2013-2014 clasificado en undécima posición de la Liga española tras una primera vuelta de ensueño con el debut en competiciones europeas y un final de temporada agridulce tras la marcha del goleador Obafemi Martins y las noticias sobre irregularidades en el partido Levante-Deportivo.

La segunda mejor temporada de la historia levantinista en Primera División se ha fraguado sobre lo conseguido en los últimos meses de 2012, cuando el equipo sumó treinta de sus 46 puntos finales e inició su buena andadura en la Liga Europa.

El Levante se clasificó para la fase de grupos, se adaptó bien a la intensidad de dos partidos semanales, superó esa fase de grupos y, ya en 2013, eliminó al Olimpiakos griego y cayó en la prórroga ante el Rubin Kazan en los octavos de final de la segunda competición continental.

Sin embargo, desde el inicio de 2013, el Levante empezó a tener problemas en la Liga para sumar puntos con la facilidad con los que los acumulaba al principio, pero el colchón conseguido en la primera vuelta le permitió no pasar apuros en el tramo final del torneo.

Sin embargo, los meses de marzo y abril fueron convulsos para el club que no tuvo más remedio que negociar la salida de su goleador Martins y que vivió una polémica en torno a posibles irregularidades en el partido que el Deportivo ganó en Valencia por 0-4 el 13 de abril.

Una vez el asunto se convirtió en noticia, el jugador levantinista José Javier Barkero pidió perdón a cuatro compañeros por haber dudado de su intensidad en el juego ante el Deportivo.

Nada fue igual en el Levante, tras aquel compromiso, pero la práctica totalidad de los implicados en ese asunto o no han jugado o han tenido un papel secundario en el tramo final de la temporada, que ha sido cerrada por otros futbolistas.

En esta fase final, el equipo consiguió asegurar la permanencia con cierta antelación e incluso llegó al último partido con una remota pero no concretada posibilidad de jugar la próxima edición de la Liga Europa.

El Levante como equipo ha cambiado mucho a lo largo de la temporada y prueba de ellos es que sólo tres de los jugadores que abrieron la Liga el último 19 de agosto fueron titulares en el partido final ante el Betis.

Se trata de los centrocampistas Iborra y Pape Diop, que han sido fijos en los planes del técnico, Juan Ignacio Martínez, y del griego Nikos, que ha empezado y terminado como titular, pero que no lo ha sido habitualmente.

Varios de los hombres que empezaron la campaña como Gekas, Óscar Serrano, Pallardó o Ángel, no la han acabado, mientras que otros como Vyntra, Valdo, Mate o Acquafresca se han incorporado a lo largo de la campaña.

Entre las buenas noticias del año se encuentra la aparición y la presencia cada vez más asidua en el equipo de los jóvenes atacantes Rubén y Roger.

El año ha concluido sin que oficialmente se haya definido el futuro de Juan Ignacio, que dirigido al equipo en las última dos temporadas.

Además, la plantilla esta pendiente de cómo van a incidir los problemas entre los compañeros del mes de abril en la conformación del equipo para la campaña 2013-2014, en la que el Levante jugará por cuarta vez consecutiva en Primera División, algo que nunca había logrado hasta el momento.

Los partidos europeos en el Ciutat de València, en especial el 3-0 ante el Olympiakos, y la simbólica victoria en San Mamés en el último partido oficial en aquel estadio, quedan en el recuerdo de la temporada.