Galanes, siempre de moda

Galanes, siempre de moda
Traje estilizado en lana ligera con corte 'slim'.
Foto: Agencia Reforma

Hoy dedicamos este artículo a los galanes. Así es: a todos los hombres que, al ponerse un traje, se convierten automáticamente en galanes. Eso es el resultado del efecto que produce una prenda que, ajustándose al cuerpo individual de cada uno, realza su estilo y dona confianza a su personalidad.

Un buen traje es una de las prendas básicas en el vestuario de todos los hombres. Por esa razón debemos saber escogerlo y ajustarlo a el cuerpo de cada uno.

El traje preferiblemente tiene que ser de un corte recto: es lo más moderno y también más favorable para cualquier cuerpo masculino.

¿Cómo seleccionar el mejor traje y cuáles son los detalles a cuidar?

Vemos que lo actual es el traje recto con dos botones. Las solapas son más delgadas y en forma de pico, un buen corte para alargar la figura masculina. A la hora de cerrar la chaqueta se abrocha sólo el primer botón.

Para aquellos hombres de mayor estatura les recomiendo trajes con tres botones. Este estilo es acompañado por un chaleco y este se lleva cerrado. Abrochar solamente los dos primeros botones superiores.

El traje cruzado con dos botones ya pasó de moda porque suele hacer al hombre lucir más rellenito. Este traje se caracteriza por llevar dos filas de botones y completamente abrochada.

Otra cosa que ha pasado de moda es la vuelta hacia afuera en el dobladillo. Esto lo hace lucir más bajo porque tiende acortar la figura.

Tips para el pantalón: el largo debe quedar a la altura del tacón por la parte posterior y cubrir al menos un tercio del zapato por la parte delantera. Se debe de evitar que se vea el forro del bolsillo del pantalón.

Recuerden que el pantalón se debe de usar sin pinzas, algo también que ha pasado de moda. El corte recto en el pantalón ayuda a las piernas a verse más estilizadas mientras que las pinzas agregaban volumen al cuerpo.

Un traje de calidad cuenta con un forro elegante, principalmente de seda y con motivos diversos.

Los bolsillos exteriores suelen llevar un pequeño refuerzo para evitar que se deformen: les sugiero que utilizen solamente los bolsillos internos de la chaqueta y dejar los exteriores cosidos por dentro, como vienen de fábrica, así evitamos que se deformen.

El color del traje se escoge según la ocasión y según la talla de cada uno. Un hombre con talla más grande probablemente lucirá mejor con colores oscuros. El traje es siempre más elegante en tonalidades más oscuras, pero si la ocasión es más casual y durante las temporadas más tibias, entonces se sugieren tonos más claros.

La continuación de cómo seleccionar un traje la podrán leer la próxima semana en esta misma columna.