La Fundéu BBVA recomienda “mourinhismo” y “mourinhista”, con minúscula y en redonda

La Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) señala que los sustantivos y adjetivos derivados de nombres propios, como "mourinhismo" y "mourinhista", se escriben con minúscula y sin resalte tipográfico, tal como recoge la Ortografía académica.
La Fundéu BBVA recomienda “mourinhismo” y “mourinhista”, con minúscula y en redonda
El exentrenador portugués del Real Madrid, José Mourinho. EFE

Madrid, 3 jun (EFE).- La Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) señala que los sustantivos y adjetivos derivados de nombres propios, como “mourinhismo” y “mourinhista”, se escriben con minúscula y sin resalte tipográfico, tal como recoge la Ortografía académica.

No son adecuadas, por tanto, grafías como “Mourinhismo” y “Mourinhista”, con iniciales mayúsculas, ni “mourinhismo” y “mourinhista”, entrecomilladas o en cursiva, añade la Fundéu BBVA, que trabaja asesorada por la Real Academia Española.

Tampoco es apropiada la grafía “mouriñismo”, con eñe en lugar del dígrafo original portugués “nh”, pues los vocablos derivados de antropónimos no adaptados al español deben conservar la grafía del nombre del que proceden para que este sea más fácilmente identificable; así, se escribirá “newtoniano”, no “niutoniano”; “shakespeariano”, no “chespiriano”, etc.

Sin embargo, es frecuente encontrar en los medios frases como “Hasta el mouriñista más significado entiende que la situación se ha vuelto insostenible”, “Mourinho se va, pero los ‘Mourinhistas’ se quedan” o “Desde que llegó Mourinho al Madrid muchos acogieron el mourinhismo como su dogma o religión”.

En todos estos casos lo adecuado habría sido escribir “mourinhista” y “mourinhismo” en redonda, con minúscula y respetando el dígrafo original portugués “nh” del nombre del entrenador.

La Fundación del Español Urgente (www.fundeu.es), promovida por la Agencia Efe, patrocinada por BBVA y cuyo principal objetivo es el buen uso del español en los medios de comunicación, cuenta con la colaboración, entre otros, del Instituto Cervantes, la Fundación San Millán, Red Eléctrica de España, Gómez-Acebo & Pombo, CEDRO, CELER Soluciones, Hermes Traducciones, Linguaserve y Abengoa.