La prensa británica se “sonroja” ante el juego de Inglaterra en el Maracaná

La prensa británica se mostró hoy "sonrojada" ante el juego desplegado por la selección de Inglaterra frente a Brasil, que terminó en tablas (2-2) en el renovado estadio Maracaná de Río de Janeiro.
La prensa británica se “sonroja” ante el juego de Inglaterra en el Maracaná
El jugador brasileño Neymar (d) disputa el balón con el inglés Glen Johnson (i) este domingo, durante un partido amistoso entre Brasil e Inglaterra, en la reinauguración del estadio Maracaná en Río de Janeiro (Brasil). EFE

Londres, 3 jun (EFE).- La prensa británica se mostró hoy “sonrojada” ante el juego desplegado por la selección de Inglaterra frente a Brasil, que terminó en tablas (2-2) en el renovado estadio Maracaná de Río de Janeiro.

El diario “The Guardian” habla de “inmerecido” empate en su titular y continúa lamentando la “naturaleza mermada” de la escuadra inglesa, “pésima, apagada y descuidada” durante la primera hora de juego.

Fred y Paulinho por la “canarinha” y Oxlade-Chamberlain y Wayne Rooney por los Tres Leones fueron los encargados de anotar en un partido amistoso en el que no logró brillar el flamante fichaje del Barcelona, Neymar.

Pese al resultado final, el sentimiento en Inglaterra es “casi de decepción” si se considera “cómo había jugado la selección durante la mayoría del partido”, según “The Guardian”.

“Esto pudo ser humillante”, alerta el “Daily Mail” al destacar que, durante la primera parte, las ocasiones de gol de la selección brasileña -“que no entenderá por qué no ganó”- superaron la decena.

El diario sensacionalista posa sus críticas sobre el seleccionador inglés: “Sólo los creyentes en el monstruo del Lago Ness pueden averiguar a qué se dedicó Roy Hodgson antes del partido”, titula hoy.

“The Independet” subraya la incapacidad de la escuadra inglesa de “construir una secuencia de pases digna de ese nombre”, aunque señala que Brasil “está lejos de ser un gran equipo y la ferocidad con la que afrontaron la primera mitad no pudo sostenerse”.

De hecho, subraya que el empate “no es un mal resultado” considerando que los brasileños “están desesperados por ganar”, algo que no consiguen frente a una selección de primer nivel desde septiembre de 2009.

El “Mirror” resalta, por su parte, la “valentía” de los de Hogson aún sabiendo que “falta calidad para crear problemas a los mejores del mundo y que es difícil creen en una sorpresa en Brasil el próximo junio”, en el próximo Mundial.