Acusan a dirigentes por un presunto amaño de un partido de la primera división

Dirigentes de los clubes Racing y Quilmes y de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) han sido denunciados penalmente por el presunto amaño de un partido para perjudicar al Independiente de Avellaneda, que podría descender a la segunda división el próximo fin de semana.
Acusan a dirigentes por un presunto amaño de un partido de la primera división
En la imagen, el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, Julio Grondona. EFE/Archivo

Buenos Aires, 5 jun (EFE).- Dirigentes de los clubes Racing y Quilmes y de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) han sido denunciados penalmente por el presunto amaño de un partido para perjudicar al Independiente de Avellaneda, que podría descender a la segunda división el próximo fin de semana.

La denuncia ha sido presentada en la Justicia por el presidente del Colegio Público de Abogados de la ciudad de Buenos Aires, Jorge Rizzo, y por Gastón Bevilacqua, ambos socios del Independiente, quienes exigen que, de comprobarse la comisión de un delito, sean anulados los descensos.

Rizzo y Bevilacqua reclamaron que sean citados a declarar como acusados el presidente de la AFA, Julio Grondona; los presidentes de Racing y Quilmes, Gastón Cogorno y el senador nacional del oficialismo Aníbal Fernández, y Luis Zubeldía, entrenador del Racing.

La denuncia surgió tras las declaraciones públicas del presidente del Independiente, Javier Cantero, quien denunció un “acuerdo espurio” para que el Racing perdiera ante el Quilmes, equipo con un promedio de puntos que le mantiene cerca de las posiciones de descenso, el partido de la jornada pasada de la Liga.

“Racing jugó para atrás, jugaron para perder” ante el Quilmes, aseguró Cantero. “Eso es cobrar para perder”, aseguró.

Según la denuncia, ambos equipos habrían actuado “asegurando la existencia del delito de defraudación, cometido ante la pasividad de los dirigentes y de los órganos de conducción de la AFA, conducta que podría configurar el delito de encubrimiento”.

“Maniobras de estas características importan, a todas luces, actitudes defraudatorias para con nosotros, los socios y simpatizantes de un club, y de un deporte como el fútbol, resultando no solamente vulneradas las más elementales normas del jugo limpio, sino también los intereses económicos y deportivos”, añade.

“Existirían jugadores del Racing que habrían sido sobornados para que jugaran deliberadamente a perder contra el Quilmes, sin perjuicio de manifestar que jugadores de otros equipos bajarían o subirían la intensidad de su juego de acuerdo al rival que les toque”, añade la presentación judicial de los socios del Independiente.

Los denunciantes solicitaron que “en el caso de que se verificara la razón de los dichos de Cantero, se proceda a ordenarse la anulación de los descensos”.

El Independiente se enfrentará el próximo domingo al River Plate y en el caso de perder podría descender de categoría en la antepenúltima jornada de la Liga por su bajo promedio de puntos en las tres últimas temporada.

El Unión ha perdido la categoría de manera anticipada y el San Martín está en una delicada situación, en una temporada en la que descenderán tres equipos. Los que acaban de asegurarse el ascenso a la división de honor son Rosario Central, Gimnasia y Esgrima La Plata y Olimpo.