Familia de latino muerto demanda a Sheriff de LA

Familiares de un latino muerto a tiros demandan al Sheriff de Los Ángeles basados en el video de un alguacil disparando
Familia de latino muerto demanda a Sheriff de LA
Elodina Villareal (izq.) y su hija Arlene Villareal, madre y hermana de Edgar, ante un altar en su memoria.
Foto: La Opinión - J. Emilio Flores

Abogados de la familia de Édgar Villareal, un hombre de 25 años de edad muerto a tiros por un agente del Departamento del Sheriff, anunciaron que interpondrán en próximos días una demanda de 10 millones de dólares por daños y perjuicios, por lo que consideran una muerte injustificada.

El abogado James Segall-Gutiérrez dijo tener reportes médicos que indican que Villareal recibió nueve balazos, dos de ellos en la parte trasera de la cabeza y siete más en la espalda.

Según la investigación realizada por la firma de abogados, el alguacil disparó por la espalda a Villareal, al emboscarlo en la cuadra 4000 de la calle Agnes, en Lynwood.

Como parte de la evidencia, los abogados presentaron ayer un video de lo ocurrido el martes 9 de abril a la 1:54 de la tarde, en el que aparece un alguacil (cuyo nombre no ha sido revelado) que descarga su pistola contra Villareal, quien yace sobre la acera.

Steve Whitmore, portavoz del Sheriff, aseguró que Villareal estaba armado cuando caminaba por la calle.

“El arma fue recuperada, no sé qué tipo de arma, pero estaba armado, por eso fue que el oficial disparó cuando se volteó hacia él”, mencionó.

El caso sigue en investigación, apuntó Whitmore, y está siendo revisado por la Fiscalía de Distrito.

El video que presentó la representación legal de la familia de Villareal fue tomado por una vecina con su teléfono celular.

En la grabación se escuchan once detonaciones de arma de fuego y se observa a un alguacil solitario disparando a unos tres metros de distancia del cuerpo tirado de Villareal.

“Lo mataron en una emboscada, por detrás”, acusó el abogado Segall-Gutiérrez. “Este alguacil lo estaba esperándo solo para matarlo”.

La demanda por 10 millones de dólares es contra el Departamento del Sheriff y el Condado de Los Ángeles.

El abogado señaló que no se siguieron los protocolos del Sheriff cuando detectan a un sospecho y que la forma en que estaba “escondido” el alguacil no es normal.

“Cuando piensan que alguien está armado hay un procedimiento para intervenir y llaman refuerzos, pero el alguacil no hizo eso, estaba solo y escondido para emboscarlo”, recalcó.

La demanda, dijo el abogado, es una cuestión de revisar cómo están actuando los alguaciles en Los Ángeles, principalmente en la división Century, donde ocurrió este caso.

“Han matado mucho latino, como si fuera un juego para ellos”, comentó.

Kenia Villareal, hermana mayor de Édgar, dijo que lo que buscan con la demanda es justicia, ya que tras ver el video y hablar con vecinos del lugar, considera que la versión del Sheriff es encubridora.

Ese día, dijo la hermana, un detective le explicó que habían matado a Édgar porque al ir caminando atacó a un policía que intentaba hacerle preguntas.

“Me dijo que Édgar sacó un arma y empezó a disparar, que hizo ocho disparos, y que el policía se defendió”, contó Kenia. “Les creí, pero al día siguiente que fuimos al lugar, las versiones de los vecinos eran muy diferentes, que Édgar no empezó la balacera, como que lo estaban esperando, como que el policía ya sabía que venía de ese rumbo y que le dispararon por la espalda”.

La familia rechaza que Villareal estuviera involucrado en pandillas, aunque tres semanas antes había sido arrestado por el Sheriff al conducir un carro robado.