Gonzalo García Vivanco disfruta su maldad en “La patrona”

El actor mexicano confiesa que su personaje en la telenovela que transmite Telemundo es uno de sus favoritos.
Gonzalo García Vivanco disfruta su maldad en “La patrona”
Lucho tiene ángel, aunque es un diablito, dice el actor.
Foto: EFE

El actor mexicano Gonzalo García Vivanco confiesa que de todos los papeles que ha realizado a lo largo de su carrera su favorito es el malvado pero encantador Lucho Vampa de “La patrona”, que trasmite Telemundo.

“La verdad es que cuando comencé a leer las primeras apariciones de Lucho Vampa, y al ver que el rol que desempeñaba en la trama era muy fuerte, me entusiasmó”, dijo a Efe el actor sobre la telenovela protagonizada por Aracely Arámbula y Jorge Luis Pila.

Asimismo, reconoció este nativo de Guadalajara, Jalisco, que fue “la frescura y el encanto que tiene el personaje los que me fueron enamorando”.

Para sorpresa del actor de 32 años, el público, sobre todo el femenino, ha recibido muy bien al simpático Lucho, e incluso muchas personas piden que al final de la telenovela, Vampa y la heroína (Arámbula) se queden juntos y felices.

“Yo creo que esto se debe a que Lucho es un tipo con muchas agallas y a la vez como ‘relajadón’, no se agita fácilmente. Pero al final del día la verdad es que uno nunca sabe por qué algunos personajes capturan la imaginación del público y por qué otros no. Lucho tiene ángel, aunque es un diablito”, afirmó García Vivanco.

El artista, quien descubrió su amor por la actuación desde muy pequeño, asegura que sintió una fuerte inclinación por el arte en general casi desde que abrió los ojos a mundo.

“Pero enamorarme de la actuación en sí, ocurrió en los talleres de teatro de la escuela, interpretando a varios personajes”, apuntó.

Con solo 19 años de edad, comenzó sus estudios de actuación en el Centro de Estudios y Formación Actoral (CEFAC) de Televisión Azteca.

Acto seguido participó en algunas producciones de esa misma cadena, como “Las Juanas”, “Soñarás” y “Un nuevo amor”. Pero el personaje que lo puso en el radar del público y le ganó una fanaticada fue Mauro, de la telenovela “Verano de amor”, con Dulce María.

“Ese fue mi primer de mi primer protagónico y fue muy importante para mi carrera. Ese personaje de Mauro es uno de los que más cariño le tengo”, aseguró el actor, quien se mueve con soltura tanto en la piel de un galán o en personaje de un villano.

“La verdad es que me gustan los dos, pero últimamente mi experiencia interpretando villanos ha sido muy grata. Es muy divertido hacer de malo, porque suelen ser personajes más complejos y tienen más libertades escénicas”, apuntó García Vivanco, quien lejos de las cámaras se describe como una persona muy tranquila.

“Me gusta pasar tiempo con los amigos y hacer ejercicios. Me encanta estar en casa y leer, no soy muy de fiestas y reventón. Además soy perfeccionista y soñador, pero a la vez práctico”.

En estos momentos García Vivanco, que por ahora no se ve dirigiendo o trabajando detrás de las cámaras disfruta su rol en “La patrona”.

“Trabajar al lado de Aracely y Christian Bach ha sido muy enriquecedor, porque aprendo mucho de estas dos grandes actrices tanto en actuación como en el profesionalismo que demuestran día a día. Además nos reímos mucho con Jorge Luis Pila, quien tiene un gran sentido del humor”, comentó.

Próximamente tendrá a su cargo la conducción del programa “Zona Trendy” en la cadena E! Entertainment.

Además participará en una serie que describe como “muy interesante, pero por ahora no puedo decir más. Pero les prometo que mi personaje les va a gustar tanto como Lucho Vampa”.