Impulsa Obama ley de sanidad

California es parte crucial del plan del mandatario estadounidense

SAN JOSÉ.— El presidente Barack Obama exhortó ayer a quienes no tienen seguro médico o pagan mucho por sus pólizas a que se inscriban en el nuevo plan de atención médica. Por otra parte, pidió a quienes se oponen al plan que dejen de perder el tiempo en tratar de impedir su implementación.

Obama aprovechó un viaje a California para destacar cómo las autoridades estatales implementan la Ley de Cuidado de Salud Asequible y rechazó las continuas críticas al plan. Además alabó una iniciativa de California para lograr que los hispanos, en particular, se inscriban en los llamados “mercados de servicios médicos” que se están creando para ayudar a millones de personas que no tienen un seguro a conseguir cobertura asequible.

“El principal mensaje que envío a los californianos y a todo el país es que a partir del 1 de octubre, si tienen un seguro médico por su cuenta, pueden conseguir mejores precios”, destacó Obama. Agregó que el mercado de seguros en Internet de California permitirá a la población comprar un seguro privado “como si fuera un automóvil o un boleto de avión”.

El presidente reconoció una innovadora colaboración entre The California Endowment, Covered California y los gigantes de los medios latinos Univision, Telemundo y La Opinión/impreMedia.

California es el mayor mercado de seguros médicos del país y con seis millones de habitantes sin cobertura, es una parte crucial del plan de Obama conseguir que la población se inscriba. Trece compañías de seguro médico ofrecerán una gama de planes que varían en cobertura y precio, incluso en las zonas más rurales del estado.

“Las fuerzas dinámicas involucradas en esta colaboración son sin precedentes”, dijo Mónica Lozano, directora ejecutiva de La Opinión/impreMedia. “Mediante el diseño estratégico de la campaña para llegar a los latinos sabíamos que esto sería un esfuerzo integral de servicio público, combinando la base de conocimientos y la experiencia práctica de las entidades públicas y nuestras voces de confianza y alcance por los medios de televisión, radio, prensa escrita y en línea”, agregó.

En muchos estados los gobiernos republicanos se han opuesto a la aplicación de la ley y han dejado la supervisión de los mercados de cobertura médica al Gobierno federal. Obama señaló que la Cámara de Representantes ha votado 37 veces para abolir la ley. El Presidente dijo por su parte que habrá “pequeños problemas” y “traspiés” en la implementación del sistema y que los aumentos de precio en las pólizas no serán resultado de esta, sino de que las empresas pasen costos a los trabajadores o las aseguradoras “aumenten sus precios innecesariamente”.

El objetivo del Gobierno federal es inscribir a unos siete millones de personas, pero 2.6 millones de ellas deben ser jóvenes para mantener el precio asequible al resto de la población, explicaron funcionarios federales. Casi un tercio de esos jóvenes viven en California, Texas y Florida.

Según la Casa Blanca, más de 10 millones de hispanos sin seguro podrán adquirir cobertura médica.

Obama llegó a California el jueves para asistir a actividades de recaudación de fondos en Palo Alto y Portola Valley a fin de ayudar a los senadores demócratas en los comicios de noviembre.

Las actividades de recaudación de fondos continuaron ayer al acudir a un almuerzo del Comité Nacional Demócrata en la residencia de Peter Chernin, en Santa Mónica. Chernin es un exejecutivo de News Corp. y partidario de Obama desde hace tiempo. Los boletos para ambas actividades oscilaban entre 10 mil y 32,400 dólares.