Messi esperado en Guatemala

Messi esperado en Guatemala
ALionel Messi es la atracción en Guatemala, donde jugará la 'Albiceleste'.
Foto: AP

Guatemala/EFE — La estrella del Barcelona de España y de la selección de fútbol de Argentina, Lionel ‘La Pulga’ Messi, llega la próxima semana a Guatemala para disputar un partido amistoso con la selección de este país, donde también dejó huella Diego Armando Maradona, otrora ídolo del balompié gaucho.

Messi aún no había nacido cuando Diego, a la edad de 22, visitó en 1982 el país centroamericano, con una historia de más de 100 años de fútbol.

Ambos, en distintas épocas, han evolucionado la magia del fútbol con sus habilidosas piernas izquierdas y sus artimañas. Poco más de tres décadas después de que Maradona pisó la cancha del Mateo Flores, en la capital, vuelve a Guatemala un nuevo ‘genio’.

Lionel Messi, de 25 años, llegará el martes al frente de la ‘Albiceleste’ procedente de Ecuador, para deleitar a los aficionados ‘Chapines’ con su magia el próximo 14 de junio.

El astro argentino, quien ha ganado cuatro veces el Balón de Oro de la FIFA como el mejor jugador del mundo, el último de ellos en 2012, jugará contra Guatemala al menos 45 minutos, según los organizadores del partido.

El habilidoso futbolista tiene una multitud de seguidores en este país centroamericano; y los organizadores del partido esperan que eso se traduzca en un lleno total en el coloso deportivo de la capital.

Messi pisará el mismo escenario en el que Maradona se presentó por primera y única vez el 27 de enero de 1982, pero con el Boca Juniors de Argentina, para enfrentarse al entonces campeón nacional, el Comunicaciones

Ante una gran multitud y un lleno colorido, Diego marcó a los 46 minutos el único tanto del juego.

El goleador del Barcelona ha emulado a Maradona en más de una oportunidad, y también buscará dejar su huella en Guatemala.

En 2007, en la Liga Española de Fútbol, ‘Leo’ hizo dos jugadas idénticas a las de Maradona en sus buenos tiempos, como el gol de ‘la mano de Dios’ que le marcó a Inglaterra en el Mundial de México 1986.

La estrella del equipo catalán eludió en una oportunidad a varios jugadores del Getafe y anotó al estilo Maradona. También se adelantó al portero del Espanyol, Carlos Kameni, el 9 de junio de 2007, y dejó escrita para la historia su propia versión del gol de ‘la mano de Dios’.

Messi se estiró para rematar de cabeza, pero no llegó y con un toque sutil con su mano izquierda, introdujo el balón en la red para el polémico 1-1 definitivo de ese partido.

Los organizadores del amistoso aseguran que el habilidoso delantero demostrará su magia al menos 45 minutos del partido amistoso frente a los ‘chapines’, que están fuera de toda competencia internacional, mientras que Argentina está cerca de clasificarse para el Mundial de Brasil 2014. El futbolista grabó un vídeo en el que invita a los guatemaltecos aficionados al balompié a que vayan al estadio a ver el partido, de allí que los organizadores prevén un espectáculo de clase mundial.

Junto a Messi, el entrenador argentino Alejandro Sabella trae a su constelación de estrellas, que incluyen a Gonzalo Higuaín y Angel Di María, de la plantilla del Real Madrid, entre otros.

El partido, previsto para las 20.00 horas locales del 14 de junio (02.00 GMT del día 15), será el de despedida de Carlos ‘El Pescadito’ Ruiz, uno de los mejores jugadores de Guatemala, que también dejó huella en la selección nacional.

Ruiz, de 33 años, quien en la actualidad milita en el DC United de la MLS de Estados Unidos, anunció su retiro de la ‘Azul y Blanco’ en 2012 luego de que la selección quedó eliminado de la Copa Mundial de Brasil 2014.

El jugador estuvo 14 años con el combinado guatemalteco, disputó 104 partidos y se retiró como el máximo anotador con 25 goles.

‘El Pescadito’ ha sido el mejor exponente del fútbol guatemalteco en el extranjero, en donde ha jugado también con el Galaxy, FC Dallas y Toronto FC de EEUU, el Olimpia de Paraguay, Puebla y Veracruz de México, así como en el Aris FC de Grecia, entre otros clubes.

Ruiz también ganó en dos ocasiones la Bota de Oro como Mejor Jugador de la Major League Soccer de Estados Unidos: 2002 con 24 goles y 2003 con 15.