Primera baja en el chiverío

Sigue a La Opinión en Facebook

GUADALAJARA, México.— Luego de un par de semanas de trabajo en Guadalajara, las Chivas partieron ayer con rumbo a Los Ángeles y todos los jugadores que iniciaron el acondicionamiento viajaron, salvo el defensa Édgar Solís, quien fue diagnosticado con una ruptura de ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, y que tendrá que ser intervenido.

“Solís nos refirió un punto de dolor en la interlínea articular externa de su rodilla izquierda, y luego de realizarle una resonancia magnética, se confirmó que tiene una ruptura del ligamento cruzado anterior y se realizará una cirugía, estamos en espera de un injerto y todavía no tenemos fecha para realizarla”, explicó el doctor Rafael Ortega sobre el jugador proveniente del Monterrey

Además del “Tepa” Solís, el otro lesionado que tiene el equipo es el mediocampista Giovanni Hernández, quien presenta una periostitis en el quinto metatarsiano del pie izquierdo, sin embargo, él sí viajó a Estados Unidos para continuar con su rehabilitación.

Aunque el refuerzo estelar del Rebaño, Aldo De Nigris, no estará en la primera parte de la pretemporada en Los Ángeles por encontrarse concentrado con la la selección para disputar los juegos eliminatorios de la Concacaf, , el defensa Néstor Vidrio y los otros elementos que regreson a Chivas, como lo son Antonio Gallardo, Omar Esparza y Hugo Hernández hicieron también el viaje.

El Guadalajara permanecerá por un período de 10 días en Los Ángeles, en donde trabajarán tanto en la playa como en el campo de golf los aspectos físicos, así como en las instalaciones del Home Depot Center, casa de su hermano Chivas USA.