Talibanes decapitan dos niños en Afganistán

Los insurgentes habrían matado a los menores sólo porque buscaban comida en un basurero

Kabul – Dos jóvenes afganos fueron decapitados por los insurgentes talibanes en el sur de Afganistán, informó este lunes una fuente oficial en un comunicado.

Los jóvenes de 10 y 16 años fueron capturados ayer por los insurgentes cuando buscaban comida en la basura de una base del Ejército afgano en el distrito de Zhari, en la provincia de Kandahar, de acuerdo con el comunicado del Gobierno de esta región.

“Tras su captura los chicos fueron decapitados”, reza el comunicado.

Los jóvenes, de familias pobres, solían acercarse a la base para recoger alimentos, que después llevaban a sus casas.

Los talibanes rechazaron la autoría de los hechos y condenaron la muerte del menor de edad.

“El Emirato Islámico ha prohibido la decapitación de personas”, dijo un portavoz de los insurgentes a la agencia local AIP.

El año pasado los talibanes fueron acusados de decapitar a un niño de 12 años en el sur del país y a una niña de siete años en el este.

En ambos casos los insurgentes negaron su implicación.

Hoy los talibanes lanzaron un ataque suicida contra el aeropuerto de Kabul, en el que fallecieron siete insurgentes sin que se registraran víctimas entre la población civil.

Además, otros seis insurgentes fallecieron cuando trataron de hacerse con control de la oficina del censo de Qalat, capital de la provincia de Zabul, en el sur de Afganistán,

Ambos ataques se producen en pleno proceso de retirada gradual de las fuerzas de la OTAN destacadas en la nación asiática.

Ese proceso debe concluir en 2014 con la asunción por las fuerzas locales de la seguridad en todo Afganistán pero no ha frenado la violencia y coincide con uno de los momentos más sangrientos de la guerra que desde hace más de una década asuela el país.