Brasil y Japón están…

Los dueños de casa abren la Confederaciones ante los nipones
Brasil y Japón están…
Neymar (der.) sostuvo ayer una fuerte práctica bajo la supervisión del DT brasileño, Luis Felipe Scolari.
Foto: EFE

BRASILIA, Brasil (EFE).— La selección brasileña, anfitriona de la Copa Confederaciones, llegó ayer a Brasilia, donde el sábado disputará frente al equipo de Japón el partido inaugural del torneo que, para la FIFA, supone un ensayo de cara al Mundial de 2014 que le tiene como sede.

La selección estaba concentrada en la ciudad de Goiania, a unos 200 kilómetros de la capital, hasta la cual se trasladó en un Boeing 738-800 Next Generation cedido por la aerolínea Gol y pintado con los colores verde, azul y amarillo de la bandera nacional.

Los pocos curiosos que se acercaron al aeropuerto sólo pudieron ver de lejos el vistoso avión y el autobús en que fueron trasladados los jugadores hasta el hotel en que alojarán en Brasilia, situado en una bucólica zona de la ciudad y a orillas del lago Paranoá.

A las puertas del hotel, cercado por una fuerte seguridad, también se congregaron unos pocos aficionados que no pudieron hacer más que saludar desde lejos al autobús, cuyos vidrios oscuros no permitían siquiera ver a los jugadores.

La selección japonesa también arribó ayer a Brasilia y, al igual que los brasileños, sus jugadores guardaron un absoluto silencio frente a los periodistas que les esperaban en el aeropuerto y el hotel.

El italiano Alberto Zaccheroni, entrenador del equipo japonés, tampoco habló.

?>