LA VÍBORA

LA VÍBORA
Cristian Castro
Foto: Agencia Reforma

Cada vez que Cristian Castro abre la boca, da vergüenza ajena. Como que la congruencia no se lleva muy bien con el “gallito feliz” o viceversa. El caso es que este pobre se mete en cada lío por no razonar sus comentarios, ni sus respuestas. Ya ven que negó que tuviera una relación con la actriz Malillany Marín, cuando ella gritó a los cuatro vientos que sí, que comenzaban una relación muy bonita. ¡Que bochorno! Sobre todo para ella. ¿Se imaginan? Se la lleva de paseo, hacen sus cositas y así es como este bocón: le ha de haber hecho creer que era la única, le bajó la luna y las estrellas, que estaban comenzado “algo” y luego, ¡pácatelas!, y fíjate que siempre no. Y para medir lo delicado de la incongruencia de ese individuo, el domingo pasado, durante su concierto en la Ciudad de México, tuvo de invitada a su prima Sofía Castro, hija de su tío, el productor Alberto “el güero” Castro y la ahora primera dama de México, Angélica Rivera, y en un momento de su presentación, el cantante le dijo: “Quiero agradecer a mi ahijada y prima, Sofía Castro, démosle un fuerte aplauso. Gracias porque junto con tu mami estás llevando este país”. ¿Llevando el país? ¿A dónde? Si estas dos son sólo son un adorno en la familia presidencial. Ni Sofía, ni la Primera Dama, harán una diferencia en México —bueno quizá la diferencia sea que resulten menos peores que las otras, (ojalá sólo sea eso)—. Cristian, ¿por qué no eres un niño normal?, como diría la Familia Peluche.

Y hablando de los que no coordinan lo que piensan con lo que dicen, ¿qué tal Michael Douglas? Que primero declaró que la causa de su cáncer de garganta, ya superado, había sido el virus de papiloma humano (VPH) por practicar el sexo oral. Y claro luego de la ola de reacciones, su publicista salió en su defensa para negar tal acusación. Pero existe la grabación de la entrevista que dio a The Guardian, el diario británico. Ahí está bien clarito lo que dijo este cochinote. Y no por la práctica del cunnilingus, sino porque sabrá Dios con quién se andaría metiendo. En principio la culpable directa era, por lógica, Catherine Zeta-Jones. Pero resulta que ella está sanita. ¿Será que todos esos problemas son la causa de las depresiones intensas que últimamente ha padecido la guapa actriz?

Ayer me enteré que mi amiguita Lucía Méndez está por celebrar sus 40 años de carrera artística y quiere tirar la casa por la ventana. Pero lo que me pareció muy curioso es que dicen que ahora luce delgadísima y que todo se lo debe a la leche de alpiste. Sí, así como lo está leyendo. Yo creo que acaba de descubrir ese método “divino” que dice incluso que la hace lucir radiante y rejuvenecida. ¿Qué tal?: seguro ahora se ha de dar de topes en la cabeza no haber descubierto antes este método… Lo que se hubiera ahorrado en cirugías plásticas. Le hubieran evitado tantas deformaciones faciales. Bueno ojalá que ahora le ayuden un poco a reparar el daño. ¿Será?

¿Y qué onda con Rihanna? Esta morenaza tiene todo el talento —en lo que hace— como para andar casi encuerándose en público y andar haciendo “teatritos” que sólo la hacen ver como una cualquierucha. Así lo demuestra con sus frecuentes fotos eróticas que sube ella misma a las redes sociales y en un video en donde aparece realizándole un baile súper erótico a un fan. Aunque el video es de un concierto ocurrido hace un año, subido recientemente a internet. Hay personajes que necesitan de estos recursos, pero Rihanna no creo que requiera de todas estas artimañas para triunfar.