Triunfo de la educación

El gobernador Jerry Brown obtuvo una gran victoria para los estudiantes aprendices de inglés al mantener integra la mayor parte de su propuesta para cambiar la distribución de fondos estatales para la educación.

El acuerdo presupuestal logrado entre Brown, el presidente de la Asamblea John Pérez y el del Senado Darrel Steinberg modificó levemente la propuesta del gobernador, dejándola no obstante como un cambio fundamental en la manera de financiar el sistema k-12.

Esta nueva fórmula se centra en los distritos escolares que tiene el mayor porcentaje de alumnos aprendices de ingles y de menos recursos. La estrategia es destinar una cantidad importante de fondos a través de tres categorías para que realmente tengan un impacto importante en la educación de estos alumnos.

La otra cara de la moneda es el área de la salud. Lo bueno es que se restaura parcialmente la cobertura dental de Medi-Cal y que la salud mental reciba una inyección de 140 millones de dólares.

Sin embargo, la red de seguridad médica queda más vulnerable —especialmente la que ayuda a gente de bajos ingresos y sin seguro médico— en la medida que los condados siguen perdiendo cientos de millones de dólares. Habrá que ver si los fondos federales provenientes de la reforma de salud federal cubren ese vacío como espera Brown que lo haga.

El primer presupuesto con superávit, después de muchos años de déficit, no puede restaurar todos los recortes sufridos a lo largo de California. No obstante, el acuerdo alcanzado está bien enfocado para crear realmente una diferencia positiva en la educación con una estrategia para ayudar a quienes más lo necesitan.