Una clínica cuida dolencias de lavacoches de LA

Una clínica ayuda a los 'carwasheros' de Los Ángeles a aliviar males relacionados con su trabajo
Una clínica cuida dolencias de lavacoches de LA
La Clínica St. John's Well Child and Family Center llevó su servicio móvil al Centro de Trabajadores de Car Wash, para dar atención primaria y educación de salud a los empleados.
Foto: La Opinion Aurelia Ventura

Después de tres años de trabajar en un negocio de lavar coches sobre el bulevar Florence, en el sur de Los Ángeles, el hondureño Exar Amador notó que la piel en sus manos estaba tan irritada que si no se la humectaba constantemente le sangraba.

“El jabón verde que se utiliza para lavar carros es muy fuerte, normalemte se rebaja con agua, y aún así daña la piel”, dijo Amador, sobándose las manos ásperas, gruesas y amarillentas.

Amador ha dejado de trabajar en Car Wash, y desde hace tres meses se dedica a organizar a los que trabajan lavando ciches como él.

En Los Ángeles se estiman que hay alrededor de 10 mil empleados que lavan autos a quienes comúnmente se les conoce como ‘carwasheros’.

De éstos, según estimados de los sindicatos, sólo 90 empleados reciben guantes, anteojos protectores y alguna herramienta de trabajo que necesiten para evitar padecer de enfermedades provocadas por los diferentes químicos que utilizan. Este grupo de empleados tiene un sindicato que se asegura que se cumplan las leyes de protección a los empleados que tiene California

David Berríos es uno de los pocos empleados que reciben guantes y lentes para proteger los ojos.

“En el trabajo nos dan guantes y eso me sirve para no tocar el jabón con las manos”, dijo Berrios, quien ayer tenía los ojos rojos. Él no sabía si era por la irritación de los químicos que utiliza en el trabajo o por algún otro padecimiento.

Juliet Ovalle, del comité para organizar a los carwasheros bajo el sindicato Steel Workers Union (SWU), explicó que con demasiada frecuencia estos trabajadores buscan ayuda para aliviarse las ronchas, piel rajada u ojos lastimados por los diferentes químicos que los negocios utilizan para lavar vehículos.

“Al final del día, los carwasheros tienen los ojos rojos por la irritación de los químicos, o algún otro problema de salud por las duras condiciones en las que son forzados a trabajar”, dijo Ovalle.

La Clínica St. John’s Well Child and Family Center llevó su clínica movil al Centro de Trabajadores de Car Wash para dar atención primaria y educación de salud.

En la jornada de cuatro horas, los empleados de la clínica atendieron a unos 12 empleados.

La promotora de salud de St. John’s, Antonia Esparza, les explicaba sobre los exámenes disponibles y les daba información sobre diabetes u otros temas como Obamacare.

“Hay servicios disponibles para todas las personas que lo necesitan, sin importar su estado migratorio, sus ingresos o su estado de salud En la clínica móvil los atendemos y si es necesario los referimos a alguna de nuestras clínicas”, dijo Esparza.

Para más información sobre los diferentes servicios que ofrece St. John’s, puede llamar al 323-541-1411.