‘Alto a deportaciones’

Familias 'celebran' Día del Padre frente a centro de detención de ICE
‘Alto a deportaciones’
Familiares de indocumentados detenidos por ICE marcharon ayer para pedir un alto a la separación de familias.
Foto: La Opinión - Ciro César

Margarita Ramírez, una inmigrante de origen michoacano y madre de cinco hijos, no pudo despedirse ayer de su esposo antes de que fuera deportado, por ser ella también indocumentada.

“Ahora si que no se puede hacer nada. Ya está en manos de ellos (autoridades)”, comentó Margarita, quien casualmente se encontraba afuera del centro federal de detenciones en Los Ángeles cuando varios grupos comunitarios protestaban por la separación de familias, con miras a las celebraciones del Día del Padre.

Acompañada por su pequeño de siete meses, su cuñada y un amigo, Margarita expresó su tristeza y desesperanza al no poder despedirse de su esposo, ya que éste se encontraba a sólo minutos de ser deportado. Rafael, su esposo, trabajaba en construcción durante el día, y por las tardes, al terminar su trabajo, se dedicaba a reciclar como una forma de tener un ingreso adicional. Fue detenido el martes de la semana pasada, mientras reciclaba fierros.

Margarita, hasta ahora ama de casa, planea vender tamales y pozole para sacar adelante a los tres hijos que quedan bajo su cuidado, mientras su marido —dice— logra cruzar la frontera nuevamente.

“En Michoacán la situación está muy difícil, hay mucha violencia y no hay trabajos, por eso estamos aquí y aquí nos vamos a quedar”, agregó Margarita. “Espero que él (Rafael) me hable pronto. Pedí un poco de dinero prestado para que él me pudiera llamar cuando llegue y pueda comerse un taco en lo que ve qué va hacer”.

Segun explica Jorge Mario Cabrera, representante de la Coalición de Derechos Humanos de Los Ángeles (CHIRLA), diariamente las leyes de inmigración separan a las familias y son miles de personas a nivel nacional que sufren emocional y económicamente.

“Le estamos trayendo música a los detenidos y pidiéndole al Congreso y al Presidente (Barack) Obama que se pongan en la situación de estos padres que están siendo separados de sus hijos. Ellos no se tienen que olvidar que también son padres y que necesitamos cambiar las leyes”, dijo Cabrera.

Clarisa Woo Hermosillo, directora de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), agregó que el país necesita una política migratoria que tome en cuenta la situación de las familias con estado migratorio mixto. Es decir donde hay ciudadanos estadounidenses, residentes legales e indocumentados.

“Además de los cambios a las leyes migratorias, necesitamos reformar la forma en que detienen a los inmigrantes indocumentados para mantener a las familias unidas por más tiempo”, dijo Woo.

Por ejemplo, Woo Hermosillo explicó que si un inmigrante detenido por falta de documentos no representa un peligro para la sociedad, no hay por qué mantenerlo en las cárceles, cuando ellos pueden estar con sus familias. El gasto en estas detenciones “sin sentido” cuestan alrededor de 44,500 dólares al año por cada detenido, agregó.

Datos oficiales indican que en el 2011, EEUU gasó unos 2,000 millones de dólares en mantener a los inmigrantes en centros de detención y gastos de corte. Además, en ese período se deportaron a unas 430 mil personas. Según la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE), el 96% de los deportados tenían récord criminal.