El Tri contra la pared

México, con la moral abajo, llega a Brasil para enfrentar el reto de la Copa Confederaciones
El Tri contra la pared
Ángel Reyna y Javier Aquino encabezan a la delegación de la Selección Mexicana a su llegada ayer a Río de Janeiro, para participar en la Copa Confederaciones.
Foto: EFE

RÍO DE JANEIRO (EFE).— La selección de México desembarcó ayer en esta ciudad brasileña en donde el domingo debutará en la Copa Confederaciones frente a Italia en el estadio Maracaná, en silencio tras el incómodo empate de la víspera con Costa Rica por el hexagonal final de la Concacaf para Brasil 2014.

El combinado azteca se hospedó en el Hotel Sheraton para firmar de manera oficial su llegada a la sede que tendrá en los próximos días, antes de viajar a Fortaleza, donde se medirá a Brasil.

Con rostros de cansancio por el viaje de más de 12 horas en total desde la Ciudad de México cada uno de los jugadores descendieron del autobús que los trasladó desde el aeropuerto de la ciudad para dirigirse a sus habitaciones y descansar por algunas horas.

Los miembros de la delegación mexicana llegaron a la Base Aérea de Río de Janeiro en un vuelo comercial y, pese a los periodistas que esperaban en la pista, siguieron sin hacer comentarios hasta el autobús que los condujo a un hotel de la zona sur de la ciudad.

El seleccionador mexicano, José Manuel de la Torre, uno de los primeros en desembarcar, tan sólo señalizó que daría declaraciones después de la llegada al hotel, pero miembros de la delegación aclararon que el equipo descansaría el resto de la tarde.

México tendrá su primer entrenamiento hoy, tres días antes del debut en la Copa Confederaciones, en la que quedó en el grupo A junto a Brasil, Italia y Japón.

De la Torre es cuestionado por los aficionados mexicanos debido al pobre desempeño de la selección azteca en la ruta de la Concafaf en la que ha cosechado cinco empates, tres de ellos en su fortín del Estadio Azteca sin anotar un solo gol.

El resultado dejó a México en el tercer lugar en la clasificación de las eliminatorias mundialistas de la zona, por debajo de Estados Unidos y Costa Rica, que tienen un partido a menos.

El nuevo empate decepcionó a los hinchas, algunos de los cuales pidieron la dimisión de De La Torre.

A todo esto, personalidades como el “Tota” Carbajal descalificaron el futbol de la selección, mientras el director de selecciones nacionales Héctor González Iñárritu, respaldó al técnico y expresó que su continuidad no depende de lo que ocurra en la Copa Confederaciones.