Nuevos padres celebran

Jóvenes progenitores recibieron el mejor regalo: un bebe
Nuevos padres celebran
Glen Souza, originario de Brasil, no puede disimular su orgullo por su nueva bebita, Olivia Rose, que nació en el Día del Padre en el hospital St. Josephs, en Orange.
Foto: La Opinionauthors J. Emilio Flores

Millones de padres en todo el país celebraron ayer su día de distintas maneras. En el piso de maternidad del hospital Saint Joseph, de Orange, la celebración fue muy especial para varios jóvenes padres: la llegada de sus nuevos bebés.

“Convertirme en padre fue el presente más grande que pude haber recibido”, confesó Jorge Padilla, oriundo de Guadalajara y flamante papá de una bebita llamada Diana.

El orgulloso padre y su esposa Ana cuentan que ya tienen un hijo varón de seis años. Cuando decidieron aumentar la familia, la pareja quería tener otro niño. “Los varones son más fáciles, hay menos riesgos, y no hay que pagarles la quinceañera”, dijo bromeando Padilla, quien ahora se siente feliz de la vida de poder “tener mi propia princesa” en casa.

“La miro y trato de imaginarme cómo será cuando sea grande. Ahora que tengo a una niña quiero aprender a ser más sensible y comprensivo, para poder entenderla”, dice.

Padilla contó que cuando él tenía seis años, su padre se fue de la casa. “Tuvimos poco de contacto con él, pero finalmente terminó volviéndose a México cuando yo tenía 14 años y ya no lo volvimos a ver”, recordó. “Yo haría lo imposible por estar al lado de mis niños, aunque me separe de la madre, nunca los abandonaría. Eso es algo en lo que quiero ser diferente a mi padre”, aseguró Padilla, quien dijo que también había aprendido cosas buenas de su progenitor que sí desearía imitar, como el ser respetuoso con los demás.

A solo unos cuartos de distancia, Glen Souza también celebraba su día con la llegada de Olivia Rose, su primera hija mujer. Después de tener un varón, Souza creyó que ya no tendría más hijos y se sometió a una vasectomía. Nunca pensó que 10 años después se volvería a convertir en papá.

Cuando Souza y su esposa Thaís, ambos originarios de Brasil, se conocieron, Souza ya había comenzado a tener problemas con la vasectomía y el doctor le dijo que tenía dos opciones, o se sometía a una operación para arreglarla o revertía la intervención.

Un año atrás, la pareja decidió lo segundo y ayer se convirtieron en flamantes padres de una hermosa bebita.

“No pensaba que hoy estaría celebrando el Día del Padre porque el nacimiento estaba programado para dentro de tres semanas”, dijo el nuevo padre. Al igual que Padilla, Souza está acostumbrado a tener un hijo varón y se preguntaba cómo será su relación con una niña. “Con mi hijo varón tenemos muchas cosas en común”, señaló. “Pasan muchas cosas en el mundo y es mi responsabilidad que ella esté bien y segura”.

“Quiero poder demostrarle cuánto la amo. Trasmitirle mis valores y la importancia de la educación. También quiero que sea una profesional y que se sienta tan cerca de mí, como yo me siento de mi padre”, comentó.

Souza recalcó la importancia de la familia. “Para nosotros los latinos la familia es muy importante. Tenemos valores que hoy en día se están diluyendo”, coincidió la nueva mamá.

Padilla coincidió con ellos. “Como padres debemos apoyar a nuestros hijos, tratar de entenderlos y transmitirles nuestros valores. Un buen padre no sólo mantiene la casa económicamente, sino también moralmente”, aseguró.