Airbus y Boeing venden aviones “como pan caliente”

Las aerolíneas rivales de mercado lograron ventas que suponen un despegue de la recesión económica, luego de colocar aviones modelos Airbus Dreamliner y Boeing 777
Airbus y Boeing venden aviones “como pan caliente”
La exposición aeronáutica al norte de París tuvo buenas impresiones a los organizadores.
Foto: Archivo

Airbus y Boeing obtuvieron el lunes compromisos de compras de sus jets de fuselaje ancho en la Exposición Aérea de París, lo que suscita esperanzas de que la demanda esté recuperándose después de una recesión mundial.

El gran encuentro aeronáutico internacional en Le Bourget, al norte de París, vuelve a ser escenario de la rivalidad entre Boeing, de Estados Unidos, y Airbus, con sede en Francia. Después de varios años de éxitos con sus modelos más pequeños, los dos principales fabricantes mundiales de aviones vinieron con la esperanza de conseguir pedidos para sus jets más grandes y más caros.

Antes de la exposición, Airbus había promovido extensamente el A350, su primer modelo totalmente nuevo en ocho años. El A350 lleva hasta 440 pasajeros y es la mejor carta de la compañía para alcanzar los 787 y 777 de Boeing, con capacidad de hasta 300 y 365 pasajeros respectivamente, para vuelos de larga distancia.

Airbus confiaba en que el vuelo de prueba del A350 la semana pasada conseguiría clientes potenciales en la exposición, especialmente después de los recientes problemas del 787 de Boeing, el Dreamliner.

Pero el público reunido pese a fuertes lluvias, seguidas de un sol radiante, no pudo ver el Airbus. Con sólo cuatro horas de vuelo en su haber, el nuevo modelo aún no cuenta con la aprobación para volar en Le Bourget.

El Dreamliner, por el contrario, hizo unos pocos sobrevuelos sobre la pista. Su paso silencioso contrastó con otro modelo que causó gran expectativa en la muestra: el caza ruso Su-35, que voló por primera vez fuera de Rusia.

Boeing dijo que GECAS, la filial de alquiler de aviones de General Electric, se comprometió a comprar 10 jets 787. De concretarse, los pedidos significarían más de 2.400 millones de dólares según precios de lista, aunque los clientes suelen negociar fuertes descuentos. GECAS pide la nueva versión del 787, el 787-10X.

Por su parte, Qatar Airways solicitó el 777.

Por otro lado, Airbus anunció un pedido potencial de su superjumbo A380, para 800 pasajeros, que había tenido ventas desalentadoras desde su lanzamiento debido a la depresión económica mundial de los últimos años. Doric Lease Corp. firmó un memo de entendimiento para la compra de 20 A380, lo que equivale a 8.000 millones de dólares a precios de lista.

La firma brasileña Embraer, que fabrica jets comerciales más pequeños, anunció la venta de 215 de sus aviones de la nueva generación, con opción a otros 165. El grueso de los pedidos —100 del E175-E2— provino de la estadounidense SkyWest. No había precios de lista disponibles.