Bien elegante

Patricia Sturla

Especial para La Opinión

Esta semana seguiré con los consejos para los galanes en cuanto a trajes se refiere.

Escoger un traje es una tarea un poco complicada por eso nosotras tenemos que saber los pasos a seguir y apoyarlos es este proceso. Lo bueno es que cuando se consigue “el traje” estamos seguras que éste durará por muchos años.

Empezamos por saber que el saco de un traje debe quedar justo en la parte de los hombros. Hay que tratar de comprar una talla menor a la que se compra regularmente. Los hombres normalmente les gusta la ropa holgada, pero un traje luce elegante cuando es de corte recto y justo a la talla del cuerpo; no ajustado, sino que esté acorde a la anatomía masculina.

Las mangas del saco no deben de ser anchas, sino deben una forma natural, seguir el contorno de los brazos.

Si ya cuentan con un buen traje pero este no tiene estas características, siéntanse con toda la confianza de llevarlo a un sastre para que haga los ajustes necesarios. Ciertos arreglos lograran visualmente adelgazar y hacer lucir el traje más elegante.

El saco debe quedar ajustado pero no tirante, una vez cierren los botones que casi siempre serán dos en lugar de uno. Pueden dejarlo sin abrochar y así lucir más moderno y cómodo, ya que permite acceder a los bolsillos del pantalón con más facilidad.

Por su parte, el puño de la chaqueta debe ser ligeramente más corto que el de la camisa, de modo que sobresalgan uno o dos centímetros de la misma, y queden los gemelos al descubierto. La camisa debe ir siempre metida por dentro del pantalón, y abotonada a la altura del cuello, una vez cierren sobre él la corbata de seda.

En cuanto a la selección del color del traje, es clave tener en mente las situaciones y ocasiones en que lucirán este. Hay que procurar que el traje sea gris oscuro si es para la oficina, y negro si es para un evento en el que se requiera cierta etiqueta. Para los meses de calor, escoge un color caqui en hilo o de algodón.

Un buen traje es una inversión. Elige fibras naturales por encima de las artificiales: esto le dará una mejor caída a la tela, optimizará el corte y será más cómodo. Lana, franela, lino, algodón y alpaca nunca pasan de moda y lucen genial.

La corbata es necesario que ajuste bien al cuello. El papel de la corbata es dar un acento de color al atuendo, por eso hay que buscar colores contratantes pero armónicos. El uso de la corbata depende de la ocasión, si la reunión es un poco más informal, no será necesaria, pero de otra forma si.

Un detalle adicional son los zapatos. Toma en cuenta el color del trajes para seleccionar los que combinan.