Autoridades de LA restringirían pandillas en Echo Park (fotos)

La fiscalía de Los Ángeles busca convertir 3.8 millas cuadradas y el parque en 'zona segura' en Echo Park
Autoridades de LA restringirían pandillas en Echo Park (fotos)
La restricción pretende evitar que seis pandillas se reúnan y regresen la violencia y el vandalismo.
Foto: La Opinión - Ciro César

Cuando Marco López le dijo a su esposa Cathie que fueran a Echo Park para pasear a su hija Abigail, de 1 año de edad, la respuesta fue escandalosa: “¿Qué?, ¿Estás loco o qué?”.

Hace 20 años ellos vivían en Echo Park, y todavía la zona tiene la fama de ser territorio de pandillas, muy peligrosa.

Por eso para Cathie —que casi golpea con el bolso a su esposo debido a la propuesta— la idea representaba exponer a su bebé a la violencia de las pandillas.

Para convencerla, Marco le explicó que Echo Park ya había sido renovado y que había cambiado mucho, por eso ayer, que visitaron el parque, se sorprendieron con lo que encontraron.

Y aunque la renovación le ha cambiado la imagen a esa zona de la ciudad, para evitar que el graffiti y el vandalismo regrese, las autoridades han solicitado una orden judicial que restringiría a seis pandillas de todo el sector.

“Nosotros vivimos aquí cerca, en Glassell Park, y siempre estamos alertas porque de vez en cuando se escuchan disparos”, comentó Marco.

La medida que quiere imponer la Fiscalía de la Ciudad, a cargo de Carmen Trutanich, busca convertir una zona de 3.8 de millas cuadradas, incluyendo al parque, en ‘zona segura’ o libre de pandillas.

“Es algo que se necesita, además los muchachos no deben estar fuera de sus casas después de cierta hora”, agregó. “Yo creo que es una buena medida; y mientras no haya abuso de autoridad, está bien”.

La restricción pretende impedir que más de 300 jóvenes, registrados como pandilleros en esa área, se reúnan en grupos de dos o más en cualquier parte de la declarada ‘zona segura’ y que ninguno de ellos pueda estar en lugares públicos, como en el rehabilitado Lago de Echo Park.

“Nuestros residentes tienen el derecho de disfrutar de todas las áreas públicas, libres del crimen y de la intimidación de las pandillas”, declaró Trutanich.

Según el fiscal de la ciudad, la restricción será una herramienta importante para contener la violencia de pandillas en el lugar.

En esa zona de Echo Park, desde el río Los Ángeles hasta el Dodger Stadium, operan al menos seis pandillas rivales, las cuales serían responsables de múltiples asesinatos, robos, tiroteos, y de vandalizar propiedad privada y pública con sus graffitis.

Angelina Chávez ha vivido durante dos décadas en este vecindario, al que considera una de las mejores zonas de toda la ciudad de Los Ángeles.

“Yo nunca he tenido problemas con esas personas”, aseguró. “Sabemos que las pandillas siempre van a existir y que no todo el tiempo vamos a estar seguros, por eso hay que estar alertas”.

La restricción, consideró, podría funcionar siempre y cuando les den opciones de esparcimiento a los jóvenes.

“En vez de atacarlos hay que ayudarlos con programas educativos y deportivos, porque hay muchos adolescentes que andan en eso porque no tienen más qué hacer”, comentó.