Morata, Isco y Thiago lideran un grupo que revaloriza el fútbol español

Álvaro Morata, Isco Alarcón y Thiago Alcántara, máximos goleadores del Europeo de Israel 2013 en el que España revalidó el título de campeón sub-21, encabezan una generación dorada que garantiza el futuro del fútbol español y marca un antes y un después en su cotización en el mercado. La selección española sub-21 regresa esta noche a Madrid tras su victoria frente a Italia en la final del Europeo de Israel, en un partido histórico por la elegancia en su juego y la conquista de todos los títulos individuales. El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, felicitó hoy a la selección española de fútbol sub-21 por proclamarse "brillantemente por cuarta vez campeona de Europa" al derrotar a Italia (4-2) en la final del campeonato disputado en Israel.
Morata, Isco y Thiago lideran un grupo que revaloriza el fútbol español
Los jugadores de la selección nacional sub'21 de España celebran después de vencer a Italia en la final del Campeonato UEFA Sub'21 ayer, en el estadio Teddy en Jerusalén (Israel). EFE

Madrid, 19 jun (EFE).- Álvaro Morata, Isco Alarcón y Thiago Alcántara, máximos goleadores del Europeo de Israel 2013 en el que España revalidó el título de campeón sub-21, encabezan una generación dorada que garantiza el futuro del fútbol español y marca un antes y un después en su cotización en el mercado.

Jerusalén, 19 jun (EFE).- La selección española sub-21 regresa esta noche a Madrid tras su victoria frente a Italia en la final del Europeo de Israel, en un partido histórico por la elegancia en su juego y la conquista de todos los títulos individuales.

Madrid, 19 jun (EFE).- El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, felicitó hoy a la selección española de fútbol sub-21 por proclamarse “brillantemente por cuarta vez campeona de Europa” al derrotar a Italia (4-2) en la final del campeonato disputado en Israel.

Aunque muchos de sus clubes han prorrogado hace tiempo sus contratos, con cláusulas de rescisión difícilmente asumibles en este momento, algunos de los integrantes del equipo que dirige Julen Lopetegui deben aclarar todavía su futuro inmediato.

Con la copa en sus manos, los 23 seleccionados y el equipo técnico abandonaron a mediodía el hotel en el que se alojaban en Herzlía, al norte de Tel Aviv, con dirección al aeropuerto de esta ciudad, donde iban a tomar el vuelo de regreso a las 17.00 locales, dijeron a Efe fuentes de la selección.

Wert destacó el título logrado ayer martes por España durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, donde respondió a una pregunta sobre las novedades de la reforma en la distribución de la recaudación y premios en las apuestas deportivas del Estado formulada por el grupo Popular.

Es el caso del centrocampista malagueño Isco, “Bota de Bronce” en el torneo que acabó ayer martes, que hace unos días admitió tener ofertas de varios equipos, entre ellos Real Madrid y Manchester City inglés, donde recalará su hasta ahora técnico, el chileno Manuel Pellegrini.

La página oficial de la Federación prevé la llegada a Madrid a las 21.00 hora española si no se producen retrasos de último momento.

Francisco Román Alarcón, “Isco”, llegó al equipo andaluz en la temporada 2011-12 procedente del Valencia, tras una operación cifrada en 6 millones de euros y una cláusula de rescisión de 20 millones la primera campaña, con previsión de incremento hasta 24 en la quinta temporada.

La selección ha pasado las últimas horas de fiesta, aunque no ha tenido demasiado tiempo porque la convocatoria de salida ha sido temprano.

El delantero Álvaro Morata, máximo goleador del Europeo sub-21 con cuatro tantos, será también objeto de deseo de muchos clubes este verano. Tiene contrato hasta 2015 con el primer equipo del Real Madrid y hay equipos que le pretenden aunque su cláusula está por encima de los 30 millones.

La prensa local israelí señalaba hoy que lo que la “Rojita” hizo estas dos semanas a sus rivales es una prueba más de la superioridad del fútbol español y de que seguirá estando por encima en los próximos años.

Quien sí tiene confirmado su futuro es otro madridista como Dani Carvajal, que regresará al Real Madrid tras un año en el Bayer Leverkusen de la Bundesliga, donde fue elegido mejor lateral derecho.

Además de la copa, los españoles han conquistado los tres primeros puestos de máximos goleadores y el de jugador más valioso del torneo, que fue para Isco.

A principios de mes el club alemán confirmó que el Real madrid había decidido ejecutar la opción de recompra que tenía sobre el jugador por 6,5 millones de euros.

El Barcelona, club con amplía representación en la sub-21, empezó hace ya tiempo a cerrar la continuidad de sus canteranos.

Thiago Alcántara, “Bota de Plata” en el Europeo, amplió y mejoró hace dos años su contrato con el Barça hasta el 30 de junio de 2015, con un cláusula de rescisión que pasó de 30 a 90 millones de euros.

También en 2011 renovaron el central Marc Bartra, que lo hizo hasta 2014 con una cláusula inicial de 12 millones que se amplió a 30, y el lateral Martín Montoya, que lo hizo hasta la campaña 2013-14. Su cláusula partió de 12 millones de euros para llegar después a 20.

A finales de 2012 la renovación que se cerró fue la de Cristian Tello. El delantero amplió su compromiso, como jugador de la primera plantilla, hasta el 30 de junio de 2016 con 10 millones de euros como cláusula de rescisión.

El Athletic de Bilbao y la Real Sociedad son otros clubes que se garantizaron la continuidad de sus perlas, Iker Muniain y Asier Illarramendi. El primero está comprometido el equipo e Bilbao hasta 2015 y marcharse antes le costará entre 36 y 45 millones y el segundo será realista hasta 2018.

Dentro de los recientes campeones de Europa hay jugadores consolidados fuera de la liga española como el guardameta David De Gea y al delantero Rodrigo Moreno.

De Gea es portero titular del Manchester United desde la temporada 2011-2012, tras cerrar una operación con el Atlético de Madrid cifrada en torno a 20 millones de euros y el exmadridista Rodrigo juega en el Benfica desde el año 2010, cuando el club portugués desembolsó 7 millones de euros.