Pitbull lleva invitados especiales a su fiesta en el Bowl

El rapero tuvo sorprendentes invitados en su show en el Bowl, como Marc Anthony y... Jennifer López
Pitbull lleva invitados especiales a su fiesta en el Bowl
Marc Anthony dejó a un lado su peculiar estilo para cantar al ritmo de Pitbull.
Foto: Especial para La VibraRené Miranda

Pitbull está imparable.

El rapero de Miami —cuyo verdadero nombre es Armando Pérez— simplemente se rehúsa a dejar de bailar. En él no hay ascendentes porque sus presentaciones comienzan en ese nivel y así permanecen el resto de la velada.

El martes, el Hollywood Bowl se convirtió —por lo menos esa noche— en la capital del dance party con casi 18 mil invitados.

De inicio Pitbull hizo una promesa banal que en él resultó muy certera y realmente “especial”.

“Ésta es una noche especial, llena de sorpresas”, dijo antes de presentar su gran lista de invitados.

El primero en arrancar suspiros fue el cantante Chris Brown (exnovio de Rihanna); luego, de pronto, apareció Marc Anthony; el público se derritió con la llegada de Enrique Iglesias. Pero lo inimaginable estaba por ocurrir cuando la escultural Jennifer López hizo su presencia en el stage.

El hombre que en los últimos años parece estar por todas partes —en comerciales televisivos para diversas marcas de productos y grabando sencillos con los artistas más destacados en la lista de popularidad—, logró reunir a sus grandes amigos sin importar las diferencias que pudiera haber entre ellos, como es el caso de López y Marc Anthony, ahora divorciados.

Pero en una noche de fiesta no hay diferencias, por lo menos no en ese momento. Era la noche de Pitbull que, aunque con una voz mediocre, era evidente su reinado.

Logró convocar una audiencia muy variada —racialmente, no por nada le han apodado “Mr. Worldwide”—, que seguía sin desatino cada una de sus instrucciones.

Pitbull ha logrado vender un estilo de vida que fascina a los jóvenes y a los no tan jóvenes (también asistieron a su concierto hombres y mujeres que pasaban de los 50). Ese lugar donde la fiesta no termina nunca y todo es cachondeo. Ése era el ambiente en el Bowl.

El espectáculo del martes también contó con la presencia de la estrella de pop anglo Kesha, quien fue la encargada de abrir el concierto.

Kesha reunió a su propio público que no era ni la mitad de los que estaban reunidos en su totalidad, pero igual bailó y coreó con ella sus temas más concidos como Machine Gun Love, Crazy Kids, Die Young y Warrior, por citar algunos.

Después de su presentación no apareció más en el escenario, como lo hizo en otras ciudades, donde cerró el show junto a Pitbull.

Pero en esta ocasión, y en especial en Los Ángeles, el rapero contó con invitados de gran envergadura.

Uniformado de negro y con sus inseparables lentes oscuros, Pitbull a pareció acompañado de una banda de siete músicos que vestían también de etiqueta —con saco y camisa negra—. Dueño de un gran carisma y movimientos sugerentes, comenzó a desgranar sus grandes éxitos, como Hey Baby (Drop it to the Floor).

Pero no todo en Pitbull es dance-rap: el compositor en muchos de sus temas logró hacer pases rápidos de canciones de bandas como Beastie Boys, Ozzy Osbourne, Ducke Sauce, Guns N’Roses, Survivor y Calvin Harris, por mencionar algunos.

Aunque extraño para muchos por tratarse meramente de acordes de rock/pop, el rapero, con su habilidad, supo darles una versatilidad que el público agradeció.

Después de la presentación con Brown, con quien cantó International Love, lo siguiente parecía sólo acompañamientos grabados a través de videos y playback, como la participación vía video de Christina Aguilera con quien hizo el feat Feel this Moment, con Shakira, (Get It Started) e incluso con Jennifer López con quien ha grabado varios temas.

Cuando comenzó a cantar Rain Over Me apareció en la pantalla la imagen de Marc Anthony y de pronto ya estaba montado en el escenario.

Muy similar ocurrió con Enrique Iglesias, el español llegó con gran energía —como lo hace en sus conciertos— para interpretar el mismo tema con el que Pitbull se presentó en sus presentaciones, I Like It.

Todo indicaba que era el último invitado de la lista, más euforia ¡imposible! Pero Ptibull no reparó en ocasionar un último ladrido.

Ya había cantando Culo, Dance Again y On the Floor, cuando JLo aparición para interpretar Live it Up .

Luego la despidió del escenario y se refirió a ella como “la mujer más hermosa en el mundo”.

Pitbull dijo adiós con Give Me Everything que conjugó con la explosión de fuegos pirotécnicos, confeti y luces sobre el escenario.