BREVES DE LA COPA

BREVES DE LA COPA
Andrea Pirlo se lesionó durante la práctica de Italia por lo que mañana no estará en el encuentro contra Brasil.
Foto: AP

Andrea Pirlo se perderá el último partido de Italia en la fase de grupos de la Copa Confederaciones, mañana contra Brasil, por una lesión en la pierna derecha.

El médico de la “azzurra”, Enrico Castellacci, dijo que espera que el centrocampista se recupere para la ronda de semifinales.

El técnico italiano Cesare Prandelli tampoco contará con el mediocampista Daniele De Rossi por acumulación de tarjetas.

Seis internacionales españoles sufrieron el robo de sobres con hasta mil euros, en sy hotel en Recife, donde la “Roja” debutó en la Copa Confederaciones.

Tras el partido ante Uruguay, varios jugadores se quejaron por la desaparición de dinero en sus cuartos del Hotel Golden Tulip de Recife, en el que permanecían concentrados desde que aterrizaron en Brasil, según informaron a EFE fuentes de la selección.

El coordinador técnico de la selección brasileña, Carlos Alberto Parreira, afirmó que está “loco por ver una final entre Brasil y España” en la Copa Confederaciones, en la que ambos equipos lucen como favoritos.

“España es el mejor equipo del mundo, juega el mejor futbol del momento y no sólo con la selección absoluta, porque ganan también con las selecciones sub-19 y sub-21 y están en pleno apogeo”, dijo Parreira en una rueda de prensa celebrada ayer.

El defensa uruguayo Martín Cáceres, campeón de la Liga de Italia con el Juventus, dijo que Brasil tiene mucho por hacer de cara al Mundial del próximo año en referencia a las dificultades que se registran en el torneo.

Los problemas de organización han sido varios en la Copa Confederaciones, considerada un banco de pruebas de cara al Mundial.

El legendario Estadio Maracaná, de Río de Janeiro, recuperó ayer el ambiente de sus mejores clásicos con trazos de encuentros vibrantes entre gigantes como Brasil y Argentina, con una afición unida en torno a la cenicienta de la Copa Confederaciones, Tahití.

La multitud rugió en cada balón recuperado por el equipo de Oceanía, en cada intento de subir al ataque y con cada parada del guardameta tahitiano.

Vicente del Bosque, seleccionador español, elogió ayer el comportamiento de Tahití que, pese a la derrota por 10-0, afirmó que “ha sido una selección muy noble” y que se empleó con “juego limpio”.

“Pese a los goles, en ningún momento se enfadaron, jugaron con juego limpio y fueron una selección muy noble. Con certeza aseguro que su futbol no sale perjudicado de este partido, más bien sale reforzado”, aseguró Del Bosque en la sala de prensa del Estadio Maracaná.

El español Jesús Navas aseguró que “una final contra Brasil en este estadio [el Maracaná] sería un espectáculo”, pero no quiso anticipar acontecimientos en la Copa Confederaciones.

“Nosotro, a lo nuestro, a intentar llegar a la final”, dijo.

“Lo importante hoy [ayer ante Tahití] era ganar los tres puntos para intentar ser primeros de grupo y hacerlo con deportividad, respetando al rival”.

” Hemos jugado con nobleza y humildad, como siempre”, comentó a Telecinco el nuevo jugador del Manchester City.

Alrededor de la web