Patio: un espacio para disfrutar

El jardín INTERIOR de LA CASA DE hoy es funcional y CóMODO
Patio: un espacio para disfrutar
Los patios modernos son una extensión de la cocina y el área social de la casa.
Foto: AGENCIA REFORMA

MONTERREY, México.— Las albercas aportan entretenimiento; las fuentes, tranquilidad y belleza; las salas, tumbonas y colchonetas, comodidad; por lo que un jardín interior equipado solo podría estar completo con la funcionalidad de los asadores y cocinas de exterior.

Aunque no son novedad, estas amenidades culinarias son cada vez más un requisito indispensable que los clientes hacen al momento de diseñar una vivienda o remodelar su patio, de acuerdo al arquitecto Alonso Ayala-Pérez, del despacho Inventivarq.

“La cocina siempre ha sido una parte importante para el entretenimiento familiar y social, pero a veces no puede ser tan amplia o tan conectada al exterior, entonces ¿por qué no sacar parte de ella al jardín? Actualmente la gente busca algo más que un asador convencional”, dice Ayala-Pérez.

La explicación del arquitecto sobre el acoplamiento en el jardín de un área que tiene que ser utilitaria, como lo es la cocina, apunta a una manera sencilla, usando materiales resistentes a la intemperie, como la piedra, mármol y acero inoxidable, además de estructuras que funjan como techo, como pérgolas o sombrillas.

En otros casos, el diseño arquitectónico de la casa contempla galerías o terrazas completamente techadas en las que se disponen cocinas con una distribución típica para un interior, como el layout en escuadra y herradura, y cuyo resguardo permite el uso de materiales más delicados, como la madera.

“Se puede lograr una construcción y equipamiento tan sofisticado como se desee”, agrega el artífice, “desde un juego de asadores, uno de leña y otro de gas, hasta módulos completos con hornos, parrillas y quemadores”.

Otro recurso para la cocción recuperado en los jardines contemporáneos es el horno de leña, con su característica forma de domo o chimenea, y cuya construcción se hace con ladrillos de barro o piedras, o con materiales de tecnología reciente, como bloques que mezclan piedra y cerámica.

Para los más prácticos, existen opciones eléctricas y de gas de este tipo de hornos, en los que se puede cocinar pizzas y panes.

Además de las herramientas para cocción, las opciones más complejas para el agasajo culinario de jardín incluyen refrigeradores horizontales, cuyo acomodo es sugerido debajo de la barra donde se preparan los alimentos.

Hieleras eléctricas y enfriadores de vinos complementan el equipo para conservar perecederos o controlar su temperatura, y que en algunos casos cuentan con preparación para conectarse a barriles de cerveza y dispensadores de licores.

“Los diseños con más detalle bien pudieran ser la cocina para uso diario, ya que prácticamente no les hace falta nada, y si a eso agregamos que en el jardín se siembran y cultivan hierbas de olor, o frutos u hortalizas, se convierte en una invitación a una vida muy orgánica, muy en contacto con la naturaleza”, observa Ayala-Pérez.

Otra ventaja que apunta el arquitecto sobre un jardín equipado con cocina es la integración total de un espacio para fiestas, en el que se prescinde del uso de las instalaciones interiores del hogar, lo que les da privacidad y seguridad cuando se recibe a un grupo grande de personas. Así, con un área para la recreación, el descanso y la gastronomía al aire libre, estos jardines ofrecen una versatilidad que se disfruta a lo largo del año.

Amenidades al aire libre

Además de hornos, asadores y refrigeradores, las composiciones más complejas de cocinas exteriores pueden incluir:

– Lavavajillas

– Tarjas de doble compartimento

– Extractores

– Freidora

– Cámaras ahumadoras para carne