Busca extradición

Washington presiona para impedir asilo a ex agente Snowden

Guía de Regalos

Busca extradición
Periodistas afuera del aeropuerto Sheremetyevo de Moscú esperaban a Edward Snowden. Nadie sabía a ciencia cierta su destino final, aunque se especuló que viajaría a Cuba, Ecuador o Venezuela.
Foto: EFE

WASHINGTON, D.C.— El Gobierno de EEUU inició ayer contactos “a través de canales diplomáticos y policiales” con países de América Latina por donde pueda transitar Edward Snowden o que le sirvan de destino final, como parte de sus esfuerzos por lograr la extradición del ex técnico de la CIA bajo cargos de espionaje.

EEUU aconseja a los Gobiernos del hemisferio occidental que Snowden “es buscado por cargos de delitos graves y, por lo tanto, no debe permitírsele más viaje internacional, solo el necesario para regresarlo a EEUU”, dijo un funcionario de alto rango de la Administración de Barack Obama, que pidió el anonimato.

WikiLeaks, que ayer ayudó a Snowden a abandonar Hong Kong rumbo a Rusia, dijo en su página web que este viajará rumbo a Ecuador “por una ruta segura”, para proseguir con la solicitud de asilo político que hizo a ese país. El propio canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, confirmó en su cuenta de Twitter que su país recibió una solicitud de asilo de Snowden.

Preguntado sobre la posibilidad de que Snowden viaje a Ecuador, el funcionario dijo que no discutiría casos hipotéticos.

EEUU y Ecuador tienen un tratado de extradición de 1872 y complementado en 1939 pero, según indicaron expertos ayer, eso no garantiza que Snowden será devuelto porque el país que lo reciba puede hacer exenciones políticas.

Snowden, de 29 años, está acusado de tres cargos de espionaje y robo de propiedad gubernamental tras revelar dos programas de vigilancia secretos de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), donde trabajó como contratista externo.

WikiLeaks ha convocado una conferencia telefónica con periodistas para hoy lunes con su fundador, Julian Assange; su abogado en EEUU., Michael Ratner, y el exjuez español y representante legal del equipo mundial de la organización, Baltasar Garzón, para analizar la evolución de la saga.

Una fuente de la Casa Blanca afirmó a Efe que el presidente Barack Obama ha sido informado de la situación en curso por el Concejo de Seguridad Nacional.

El Departamento de Justicia dijo que Washington buscará la cooperación policial del país que dé cobijo a Snowden, mientras que la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, explicó que, conforme a reglamentos en vigor, EEUU revoca el pasaporte de personas buscadas por delitos graves, aunque eso no afecta su ciudadanía.

EEUU solicitó ayer formalmente la extradición de Snowden para que responda a los cargos presentados en su contra en una queja divulgada el viernes pasado en un tribunal en Virginia y que podrían acarrearle hasta 30 años en prisión.

El Gobierno de Hong Kong rechazó el pedido porque EEUU “no cumplió plenamente con los requisitos legales bajo la ley de Hong Kong”.

Aunque las imágenes de la televisión mostraban un enjambre de periodistas afuera del aeropuerto Sheremetyevo de Moscú a la espera de Snowden, nadie sabía a ciencia cierta su destino final, si bien circularon especulaciones en torno a que viajaría a Cuba, Ecuador o Venezuela.

El caso que nuevamente suscitó ayer la repulsa de la clase política en Washington.

En declaraciones a la cadena CNN, el senador demócrata por Nueva York, Charles Schumer, sugirió que Snowden aterrizó en Moscú con la venia del presidente ruso, Vladimir Putin, y advirtió que eso tendría “serias consecuencias” para las relaciones bilaterales.

“Putin siempre parece casi ansioso de meter un dedo en el ojo de EEUU, ya sea con Siria, Irán y ahora, desde luego, con Snowden… esto va a tener serias consecuencias para las relaciones entre EEUU y Rusia”, dijo Schumer, sin dar detalles. “Se supone que los aliados deben tratarse de forma decente”.

El presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, el republicano Mike Rogers, dijo a la cadena NBC, que Cuba y Venezuela son “hostiles a EEUU”, y la situación es preocupante sobre todo porque Snowden “ha tomado información que no le pertenece, le pertenece al pueblo de EEUU”.

“Decir que (revelar programas antiterroristas) no daña la seguridad nacional de Estados Unidos o nuestra seguridad es absolutamente equivocado”, afirmó Rogers, al criticar a quienes defienden las acciones de Snowden en nombre de la transparencia gubernamental.

Varios expertos indicaron ayer a la cadena CNN que cualquier país puede argumentar que divulgar secretos de EEUU no constituye una “ofensa” extraditable en su territorio.

Bob Baer, exagente de la CIA, resumió el caso así: es una “enorme catástrofe de espionaje para Estados Unidos… es un lío de relaciones públicas, la NSA tiene las joyas de la corona y aparentemente Snowden tuvo acceso a ellas”.