La carencia de sueño afecta la salud

Cormir poco pone en peligro la salud.

Guía de Regalos

La carencia de sueño afecta la salud
Los trastornos del sueño afectan a la salud.
Foto: La Opinión - / Archivo

Michael Jackson no podía dormir, por eso su “incapacidad para aprender nuevos pasos de baile y recordar las letras de sus canciones” que iba a interpretar en su gira This Is It, que nunca llegó a realizar.

Esto fue lo que declaró el viernes el doctor Charles A. Czeisler, profesor de la División de Medicina del Sueño del Departamento de Medicina de la Universidad de Harvard, en una de las audiencias de la demanda que interpuso la madre del “Rey del Pop”, contra la promotora de conciertos AEG Live LLC.

Katherine Jackson culpa a la citada promotora de la muerte del artista por no haber investigado adecuadamente al doctor Conrad Murray, quien fue sentenciado por suministrarle a Jackson la dosis fatal de propofol que causó su muerte y por no atender a las señales de advertencia sobre su salud.

Basándose en los reportes sobre la frustrada serie de conciertos de Jackson, Czeisler también declaró que el hecho que el intérprete de Black or White estaba perdiendo peso y mostrando signos de paranoia, además de que se deterioraba su salud, son propios de alguien que no lograba conciliar el sueño.

Aunque en el caso de Jackson se cree que sus trastornos del sueño se debían posiblemente al consumo del anestésico propofol —que según explicó Czeisler en la audiencia, le inducía un estado de coma pero no satisfacía las necesidades de sueño de su organismo—, miles de estadounidenses padecen de insomnia o de otros problemas del sueño.

Cifras de la Fundación Nacional de Sueño señalan que el 40% de la población tiene problema de sueño insuficiente o de mala calidad.

“Esto se debe a que nos enfocamos en darle prioridad al trabajo y a actividades como los deportes, ver televisión, utilizar internet… De esta forma saturamos nuestro día de actividades y vamos restando el tiempo necesario para dormir y descansar“, explicó vía email a La Opinión el doctor Alberto Servin Díaz, especialista en trastornos del sueño.

Estos malos hábitos tienen sus consecuencias. “Al disminuir de forma paulatina nuestras horas de sueño, nuestro cuerpo se va adaptando, pero aun así se presentarán complicaciones en nuestra salud y en la forma en que trabajamos y nos comportamos”, ahondó el galeno, quien es portavoz de la actual campaña Toma Leche.

De acuerdo con el doctor Servin Díaz, las complicaciones de salud se observan con mayor frecuencia en personas que duermen menos de seis horas, las cuales tiene un mayor riesgo de padecer de hipertensión arterial y diabetes mellitus.

“Si alguna persona ya presenta estas enfermedades, su control será más difícil, cada vez se establece más complicaciones por un sueño de mala calidad o insuficiente”, acentuó el especialista.

De acuerdo con Servin Díaz existen varias recomendaciones que se conocen como higiene del sueño. Éstas son:

1. Desconectarse de todo aparato tecnológico al momento de dormir, como por ejemplo, no ver televisión, trabajar con laptop o con teléfonos inteligentes. Se recomienda terminar estas actividades 30 minutos antes de la cama, ya que así solo se ingresará a la recámara sin estar pensando en el trabajo o alguna otra preocupación que quita el sueño.

2. Evitar las bebidas que contengan cafeína a pocas horas de ir a la cama y poner en práctica el viejo remedio de tomar un vaso de leche caliente. Científicamente se ha demostrado que la leche conlleva al sueño por su contenido del aminoácido triptófano, que nos ayuda a que nuestro cuerpo de forma natural produzca melatonina y serotonina y de esta forma ayuda a lograr un sueño de adecuada calidad.

3. Hacer ejercicio es saludable y con una gran cantidad de beneficios, pero este ejercicio debe terminar cuatro horas antes de ir a dormir, ya que esto permitirá que el cuerpo se relaje y se prepare para dormir.

4. Establecer una rutina para dormir, como por ejemplo: cepillarse los dientes y luego bañarse con agua tibia antes de acostarse. Al repetir todos los días esta actividad en el mismo orden, el cerebro asociará estas actividades con la hora de irse a dormir y logrará dormir mejor.

5. Visitar un especialista en trastorno de sueño si persiste el insomnio para determinar qué lo está causando y cuál es su remedio.