Protege tu piel

Guía de Regalos

Junto con las vacaciones y los calurosos días del verano, aumentan los riesgos de desarrollar cáncer de la piel, el cáncer más común en los Estados Unidos y por suerte, el más fácil de prevenir.

El tipo más común es el denominado carcinoma de células basales, que se puede curar hasta en un 99% si se detecta a tiempo.

Los dermatólogos del Mount Sinai Medical Center en Nueva York recomiendan que hay que estar muy pendientes de cualquier cambio en el color, los bordes, el diámetro y el grado de simetría de los lunares ya existentes, así como de cualquier cambio significativo de la piel, sobre todo de las manchas oscuras y de las pecas.

Todos en la familia deben usar un bloqueador solar siempre que salgan a la intemperie, idealmente todo el año, no solamente en el verano.

Pero en esta época, es muy importante no exponerse demasiado a los rayos solares especialmente durante las horas pico y en la playa o en la piscina, aplicar el protector solar frecuentemente y después de cada baño.

Si todos ponen de su parte, pueden evitar el cáncer de la piel.

Hasta los ruidos habituales de la vida diaria, como el timbre del teléfono, podrían tener efectos a corto plazo sobre la función cardíaca, sugiere un estudio.

La investigación incluyó a 110 adultos equipados con monitores cardíacos portátiles. Mediante ellos se detectó que la frecuencia cardíaca de las personas tendía a subir cuando aumentaba la exposición al ruido. Importó poco que el ruido se mantuviera por debajo de los 65 decibeles, más o menos el volumen de una conversación normal o de la risa.

Pero no se asuste, no es necesario que vivamos con los oídos tapados. Los resultados del estudio subrayan la importancia de considerar la exposición a niveles elevados de ruido durante la rutina diaria y especialmente en el trabajo para proteger el buen funcionamiento del corazón.

Los resultados del estudio se publicaron en la revista Environmental Health Perspectives.