Choques mortales en Líbano

BEIRUT, Líbano/AP — Unidades del ejército libanés se enfrentaron a los seguidores de un clérigo radical suní que se atrincheraron en el complejo de una mezquita en Saida, una ciudad portuaria del sur de Líbano, el segundo día de combates que dejaron 16 soldados muertos, informaron los militares.

Los enfrentamientos en Saida, la tercera ciudad de Líbano situada a 40 kilómetros (25 millas) al sur de Beirut, son el más reciente episodio de violencia en Líbano vinculado al conflicto en la vecina Siria.

Se trata del más cruento enfrentamiento en el que participa el ejército libanés, de cuyas filas murieron por lo menos dos oficiales. La prensa local se refirió a los enfrentamientos como una prueba para el estado para contener a los grupos armados que han tomado partido en la guerra civil de Siria, cuya conformación sectaria es un reflejo de la de Líbano.

Los dos días de combates entre los soldados y los simpatizantes armados del jeque Ahmad al-Assir han transformado a la ciudad, donde no se había registrado la violencia que se ha apoderado de las áreas fronterizas cerca de Siria, en una zona de combate.

La Agencia Nacional de Noticias dijo que en los enfrentamientos también hubo 50 heridos.

Los funcionarios de hospitales dijeron que por lo menos tres simpatizantes de al-Assir murieron en los combates. Los militares dijeron que los hombres armados disparaban desde el complejo religioso a los soldados y que habían tomado a civiles como escudos humanos. El traqueteo de las ametralladoras y las explosiones de granadas propulsadas por cohetes causaron pánico entre la población de Saida.