Heat presumirá su trofeo

Campeón de la NBA desfilará hoy por las calles de Miami
Heat presumirá su trofeo
Jugadores del Heat de Miami durante su celebración tras ganar el título de la temporada 2012-13 de la NBA.

MIAMI (EFE).— Los jugadores del Heat de Miami recorrerán hoy el centro de la ciudad para celebrar su tercer campeonato de la NBA y su segundo de forma consecutiva, logrado el pasado jueves en una trepidante final ante las Espuelas de San Antonio.

Para reducir los riesgos de que se repita una tragedia como el atentado de Boston del pasado 15 de abril, en el que murieron tres personas y 260 más resultaron heridas, la Policía de Miami ha prohibido el uso de mochilas o bolsas de gran tamaño en la zona aledaña al recorrido, que estará fuertemente vigilada.

El desfile de los campeones, comandados por el denominado “Big Three” de Miami, formado por el mejor jugador del momento y MVP de la final, LeBron James, junto a Dwyane Wade y Chris Bosh, comenzará a las 11 de la mañana.

El recorrido de 1,6 millas iniciará en la esquina de la Segunda Avenida y la calle Ocho, centro neurálgico de la Pequeña Habana, y tras compartir durante hora y media con los seguidores del equipo por las calles del Downtown y la zona financiera de la ciudad, se realizará un homenaje a jugadores en el interior del American Airlines Arena.

En el interior del pabellón, al que podrán acceder los abonados del equipo e invitados especiales, se espera que la fiesta, en la que habrá música y espectáculos dure hasta las 14.00.

Las autoridades prevén que se repita la masiva asistencia de personas del año pasado, en la que participaron cerca de 400.000 seguidores tras derrotar al Thunder de Oklahoma.

La celebración de este título se prolonga desde la noche del pasado jueves, cuando la gente salió a la calle a festejar la victoria golpeando cacerolas.

Esa noche fue larga y comenzó con miles seguidores viendo el partido en grandes pantallas instaladas en terrazas y restaurantes, y vibrando con cada canasta del Heat.

Los propios jugadores celebraron el título en un popular club nocturno de Miami Beach hasta altas horas de la noche.

El triunfo de este año fue mucho más luchado que el de la pasada temporada, en la ganaron la final por 4-1, mientras que los Pacers y las Espuelas obligaron a los jugadores de Miami a llegar al séptimo partido.