Padres denuncian abuso sexual a hijo en escuela del LAUSD

Mark y Toyan aseguran que Julian, un niño de educación especial en la secundaria Barack Obama Global Preparatory Academy, fue víctima de un ataque sexual hace unas semanas

Padres denuncian abuso sexual a hijo en escuela del LAUSD
Mark y Tyan, los padres del supuesto estudiante abusado, se consuelan durante la conferencia de prensa.
Foto: La Opinión - Ciro Cesar

Las lágrimas de dolor en los rostros de Mark y Toyan, acentúan el enojo de estos padres que alegan que su hijo de 13 años, Julian, fue víctima de violación sexual en su propia escuela, la secundaria Barack Obama Global Preparatory Academy, perteneciente al distrito escolar de Los Angeles (LAUSD).

El incidente que cambió la vida de su hijo ocurrió apenas hace unas semanas en dicho plantel escolar, según Toyan, la madre de la supuesta víctima.

Julian, un niño de educación especial con la capacidad intelectual de un niño de 6 o 8 años, al parecer fue alejado de su clase de educación física y llevado a las gradas de la escuela para ser sodomizado y abusado sexualmente por otro compañero, un grado mayor que él.

“Cualquier madre se siente devastada al saber que tu hijo ha sido abusado sexualmente…y ya no es el mismo niño”, dijo Toyan, quien junto con su esposo, están siendo representados por Brian Claypool, uno de los principales abogados en el caso Miramonte, en una demanda civil en contra del LAUSD.

“Nadie, ningún administrador de la escuela, ni del distrito nos ha dado siquiera una disculpa por lo ocurrido”, aseguró Mark, el padre del menor.

Claypool, argumentó que este caso prueba que el LAUSD no ha hecho nada, aún después del escándalo de abuso sexual en la primaria Miramonte, para proteger la seguridad de los niños en sus escuelas.

“Este es un niño que debió haber estado supervisado todo el tiempo por ser un niño con necesidades especiales. Tenía un plan de educación especializado donde la misma escuela reconocía que Julian no podía protegerse a sí mismo de sus compañeros y aún así se le dejó vulnerable al abuso”, explicó el abogado.

“Además de interponer la demanda civil, vamos a solicitar que se realice una investigación criminal en contra del distrito”, especificó Claypool, quien no descifró la suma que busca la familia como compensación a los daños.

“Lo primero que se quiere, al igual que con Miramonte, es que el distrito haga un cambio en su estructura, para que no haya más menores víctimas de abuso”, agregó.

Sobre los alegatos de este abuso, el consejero legal del distrito, David Holmquist, emitió una declaración en representación del LAUSD.

“Están siendo tomados muy en serio. Tan pronto como se supo de las acusaciones, la escuela actuó apropiadamente al notificar a las autoridades”, afirmó.

El presunto abuso está siendo investigado por el departamento de policía de Los Ángeles (LAPD), señaló el abogado.

“Nuestros directores, maestros y otros empleados escolares hacen todo lo humanamente posible para proteger la seguridad de los estudiantes”, aseguró Holmquist.

Pero la madre de Julian cree que se pudo haber hecho más para proteger a su hijo del horrible incidente. Ella había notificado a la escuela, dos meses antes, que sospechaba que su hijo estaba siendo acosado por compañeros.

“Te ven como que eres simplemente otro padre más con quien tratar. Te ignoran”, sostuvo Toyan.

La secundaria Obama, tiene una población estudiantil de más de 1,150 alumnos, la mayoría de ellos, cerca de un 66%, son hispanos y un 33% son de origen afroamericano, como Julian.