Critican fallo sobre la ley de votantes

Decisión de Corte Suprema atenta contra el voto de las minorías

WASHINGTON, D.C.— Funcionarios de gobierno, organizaciones de derechos civiles y expertos legales coincidieron en que las minorías -entre ellas los hispanos- sufrirán con el nuevo fallo de la Corte Suprema sobre la Ley para Derechos de los Votantes, difundido ayer.

Por un voto de 5-4, el tribunal invalidó el sistema con que se determina qué áreas necesitan mayor supervisión, para asegurar los derechos igualitarios de los electores. Este se definió en la Sección 4 de la ley para Derechos de los Votantes, que la corte declaró como inconstitucional.

Actualmente áreas como Alabama, Alaska, Arizona, Georgia, Louisiana, Mississippi, Carolina del Sur y Texas han estado sujetas a mayor escrutinio. Sectores como Virginia, California, Florida, New York, Carolina del Norte, Dakota del Sur, Michigan y New Hampshire, han tenido una supervisión parcial.

La Corte Suprema aseguró en su fallo que “el Congreso debe diseñar otra fórmula basada en las condiciones actuales” para vigilar a sectores que han tenido problemas. Esta decisión fue muy criticada ayer, sobre todo por organizaciones de derechos civiles que representan a grupos minoritarios.

“En el corto plazo no se podrá realizar ningún tipo de supervisión respecto a esta parte de la ley. Tendrá un impacto en las elecciones. Será más fácil para aquellas áreas que han estado restringidas en el pasado, cambiar las cosas de una forma que no necesariamente beneficie a las minorías”, explicó el profesor de la Universidad de California, UC Davis, Kevin Johnson.

“El estado de Alabama, por ejemplo, aprobó medidas como HB56 que incluía provisiones discriminatorias contra hispanos. Entonces ahora, existe gran preocupación de que los latinos sean discriminados. Después del fallo de la Corte Suprema, muchos hispanos viviendo en el sur no van a tener las protecciones de esta ley, así como muchas generaciones de afroamericanos, sí la tuvieron”, agregó.

El Presidente Barack Obama dio un fuerte rechazo a la decisión de la Corte Suprema. “Con esto se invalida una de las provisiones más importantes que ha asegurado un proceso de votación justo por décadas […] Llamo al Congreso para que apruebe legislación que les asegure a los estadounidenses un acceso igualitario a las urnas”, declaró.

Sin embargo, nadie en el Capitolio mantiene las esperanzas altas respecto al progreso que se pueda lograr sobre este tema. “Que no se equivoquen, con esto se está destripando Ley para Derechos de los Votantes. Mientras los demócratas no tengan 60 votos en el Senado, no habrá un sistema para determinar qué áreas necesitan supervisión”, dijo el senador Charles Schumer (D-NY).

“Esta decisión puede retrocedernos 50 años sobre el derecho al voto. Lucharemos para que el Congreso actúe”, dijo la presidenta de NAACP Roslyn Brock.