LA VÍBORA: Los chismes de tus famosos

LA VÍBORA: Los chismes de tus famosos
Ana Ortiz, Eva Longoria y Dania Ramírez
Foto: ASSOCIATED PRESS

Hasta ayer se dijo que Thalía aceptaría ser coach en ‘la Voz… México’. Quizá le resulte mejor como “coach” que como cantante, porque la verdad es que mi querida Thali lo que menos tiene es voz. Eso sí, es toda una profesional y sobre todo una valiente para pararse en un escenario y presentar un show del talento que más carece. Lo que me llamó mucho la atención es que recientemente haya aparecido con el pelo teñido de rubio, muy similar a Paulina Rubio, su archirrival y quien estuvo en la temporada pasada en La Voz… México y ahora es coach de La Voz Kidz de la cadena Telemundo. ¿Será coincidencia lo del pelo oxigenado o es que quiere parecerse a Pau? Aunque está cerquita de lograrlo, las dos son igual de “maletas” para cantar. Ojalá ambas aprendan de los niños. Ellos que las entrenen a cantar bien y ellas a pararse sin miedo, como grandes estrellas, en el escenario.

La pobre de Eva Longoria ahora sí terminó barrida y trapeada, y no por las sirvientas que salen en su serie. Resulta que la mexicoamericana estrenó recientemente Devious Maids, una serie de televisión que habla de la historia de cinco empleadas domésticas. Como era de esperarse, la audiencia latina reaccionó ante tal infamia. Las redes sociales se inundaron de insultos contra Longoria por el estereotipo en el que “siempre” terminan los latinos en las grandes producciones. Se ponen furiosos con este tipo de historias que consideran ofensivas porque no todos los latinos son pandilleros, ni las latinas sirvientas. No les importa la historia, ni la producción, sino el tema y eso les resulta ofensivo. No nos hagamos bolas. Por un lado están las pocas propuestas buenas para alejar a los latinos lejos de los estereotipos y ponerlos como superhéroes. Ya ven la pobre Lupe Ontiveros se murió sin llegar a realizar un personaje de patrona de… algo, o de abogada o cualquier otro papel relevante. En casi toda su carrera como actriz fue sirvienta… ¡ah! y asesina —cuando mató a Selena en el largometraje—. Pero el asunto es que los latinos tampoco apoyan los proyectos hechos por latinos y los dejan morir tanto en cine como en televisión. Así que en lugar de hacerse los ofendidos hay que ser más abiertos y apoyar nuestras historias, aunque las critiquemos. Ontiveros siempre dijo que sus personajes de sirvienta la dignificaron. Y yo me pregunto, ¿cuándo la comunidad latina la dignificó a ella? Nunca apareció en su funeral, al que muy pocos llegaron. ¿Es realmente indignante el estereotipo de sirvienta como para que ni los propios latinos lo respeten y lo sientan ofensivo?

¿Y qué onda con… RihaNna? Una cosa es que apoye la venta legal de marihuana y otra que se exhiba, de la manera que lo hace en fotografías a través de las redes sociales. Eso no la hace ver ni más sincera ni más real. Como figura pública debe cuidar más su imagen —aunque sea una joven que solo quiere pasársela bien— y la manera en cómo expone sus convicciones. No está mal que apoye la legalización de la marihuana, lo malo es su irresponsabilidad. Los artistas en general, por desgracia, aunque no en todos los casos, son una imagen influyente y muchos de sus seguidores quieren ser como ellos. Lo mejor sería que copiaran el esfuerzo y el trabajo que hacen muchos de ellos para llegar a obtener la fama y no como pudren sus vidas y todos sus esfuerzos cuando por irresponsables hacen de la bebida, de la fumada, de sus excesos hasta por los “medicamentos”, un vicio que llega a afectar sus vidas.