PASES CORTOS

Con un entusiasmo y una alegría que no se recuerdan desde hace mucho tiempo, los felices hinchas de Juventus recibieron ayer al artillero argentino Carlos Tevez, quien fichó por tres temporadas con el club italiano.

Más de un centenar de hinchas se trasladaron hasta Milán para recibirlo en el aeropuerto de Malpensa, donde aterrizó su avión.

Iker Casillas, portero del Real Madrid y de la selección española, admitió que ha “llorado”, que ha “sufrido” y que lo ha “pasado mal” al ser suplente en el equipo blanco tras su lesión porque se considera “madridista de alma.”

“He llorado, he sufrido, lo he pasado mal, he tenido noches durmiendo poco y mal. Soy madridista de alma, y por encima de todos, de mí, de entrenadores, de presidentes, de directores deportivos, está el club”, señaló Casillas en una entrevista a FIFA.com.

El técnico del Bayern Múnich, el español Josep Guardiola, dirigió ayer por primera vez, sin revelar estrategias, el entrenamiento del conjunto bávaro, seguido desde las gradas por 8 mil aficionados.

El extécnico del Barcelona se presentó en el césped junto a 16 jugadores de su nuevo equipo, encabezados por el capitán Philipp Lahm y con el internacional Mario Gómez acaparando casi tanta espectación como el propio técnico.

El uruguayo Saúl Rivero sustituyó al costarricense Hernán Medford como director técnico del Xelajú, de la Liga Nacional de Futbol de Guatemala.

Rivero dijo que llega con la misión de salir campeón con su nuevo equipo, que ganó su último título en el Clausura 2012 de la mano de Medford.