México le da la bienvenida a reforma migratoria

El Gobierno mexicano prometió seguir de cerca el proceso legislativo
México le da la bienvenida a reforma migratoria
Amalia García, presidenta de la Comisión de Asuntos Fronterizos en la Cámara de Diputados.
Foto: Archivo

MÉXICO, D.F.- El Gobierno de México dio “la bienvenida” al avance que representa la aprobación por el Senado de Estados Unidos de una iniciativa de reforma migratoria integral en ese país que podría llevar a mejorar las condiciones de vida de millones de mexicanos.

“Generaría un ambiente más favorable para su desarrollo y el respeto a sus derechos, así como para potenciar sus significativas contribuciones a las comunidades donde residen” manifestó la cancillería a través de un comunicado de prensa.

Después de la votación que dio luz verde al proceso en Washington, la cancillería prometió de su lado seguir de cerca el proceso legislativo estadounidense, mantener una estrecha interlocución “con los actores involucrados” y reforzar los esquemas de comunicación y de asistencia consular en apoyo de los mexicanos en el exterior, “sin importar su condición migratoria”.

Observadores, actores y analistas de la diáspora han advertido sobre la necesidad de que el Estado Mexicano focalice la atención en los perfiles de mexicanos que estarán a merced de un proceso de regularización largo (hasta 13 años) y con muchos obstáculos.

“¿Qué va a hacer México con los repatriados o con la cantidad de documentación que será requerida para los que califiquen?”, cuestiona Adolfo Laborde, analista del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. “No hay una estrategia concreta que prevenga todos los escenarios”.

Amalia García, presidenta de la Comisión de Asuntos Fronterizos en la Cámara de Diputados, observó que si la reforma tiene un componente “evidentemente económico” al dar preferencia a la regularización de trabajadores agrícolas y jóvenes con educación superior, es paradójico que se condicione a una visión de seguridad.

“Preocupa la construcción de un muro que servirá para cazar migrantes y aumente la vulnerabilidad de las personas en la frontera en lugar de que se vea a la región como una oportunidad de desarrollo”.