Prohibición a las golosinas

EEUU busca sacar comida chatarra de todas las escuelas del país
Prohibición a las golosinas
Una estudiante compra bocadillos en una máquina situada afuera de la cafetería en una escuela de Wichita, Kansas.
Foto: Archivo AP

WASHINGTON, D. C.— Las bebidas deportivas con alto contenido calórico y los caramelos serán retirados de las máquinas expendedoras en escuelas y cafeterías de Estados Unidos posiblemente a partir del año próximo y sustituidos por bebidas de dieta, barras de granola y otros productossaludables.

El Departamento de Agricultura dijo ayer que por primera vez se asegurará de que todos los alimentos vendidos en las 100 mil escuelas del país sean más saludables, imponiendo límites al contenido de grasa, calorías, azúcar y sodio de casi todo lo que se vende en las instituciones educativas.

Las reglas también se aplicarán a los bocadillos a la venta en los alrededores de la escuela y los alimentos “a la carta” en las cafeterías, que nunca han sido regulados antes.

La nueva normativa, propuesta en febrero y que se volvió definitiva esta semana, también permitiría a los estados regular las ventas de pasteles por los estudiantes.

Los reglamentos, requeridos en una ley sobre nutrición infantil aprobada por el Congreso en 2010, forman parte de los esfuerzos del Gobierno para combatir la obesidad infantil y tienen el potencial de transformar lo que muchos niños comen en la escuela.

Si bien algunas escuelas ya han hecho mejoras en sus menús de mediodía y opciones disponibles en las máquinas expendedoras, otras todavía venden alimentos con alto contenido calórico y de grasa. Las normas actuales ya regulan el contenido nutricional de los desayunos y almuerzos escolares gratuitos y de bajo costo que son subsidiados por el Gobierno federal, pero la mayoría de los comedores también tienen servicios “a la carta” que ofrecen otros alimentos, a menudo grasosos, como palitos de mozzarella y nachos. Según las reglas, esos servicios podrían ofrecer pizzas más saludables, hamburguesas bajas en grasa, tazas de fruta o yogur, entre otros alimentos que cumplen con los estándares. Uno de los mayores cambios propuestos en las nuevas reglas es una prohibición casi total de las bebidas deportivas de alto contenido calórico, que muchas empresas incluyeron en las máquinas expendedoras de las escuelas para reemplazar a los refrescos con alto contenido calórico que debieron retirar en respuesta a las críticas de la comunidad de salud pública.

La regla sólo permitiría la venta en las escuelas secundarias de refrescos y bebidas deportivas que contengan 60 calorías o menos por porción de 354 mililitros (12 onzas), y prohibiría las versiones de estas bebidas con más calorías.

___

Mary Clare Jalonick está en Twitter como: http://twitter.com/mcjalonick

Grupo en EEUU se opone a armar a rebeldes sirios

Por DONNA CASSATA

Associated Press

EDITORES: Con AP Fotos.

WASHINGTON (AP) — Un grupo bipartidista de legisladores estadounidenses está impulsando una resolución que impediría que el presidente Barack Obama arme a los rebeldes sirios sin la aprobación del Congreso.

Contrarrestando las voces en el Senado que piden acción, los republicanos libertarios y demócratas liberales dijeron en rueda de prensa en el Capitolio que temen que Estados Unidos sea arrastrado a la guerra civil que ha dejado más de 100.000 muertos, según los cálculos más recientes.

“Si intervenimos militarmente vamos a agravar la situación”, dijo el representante Chris Gibson, republicano por Nueva York, que sirvió en el Ejército durante más de dos décadas y estuvo destacado en Irak, Kosovo y Haití. Gibson dijo que le preocupa que Estados Unidos acabara “en medio de una situación muy difícil” ahora que los recortes presupuestarios han afectado a las fuerzas armadas.

Por su parte, el representante Peter Welch, demócrata por Vermont, dijo que todo el mundo reconoce que en Siria hay una crisis humanitaria como parte de la campaña que libran desde hace más de dos años los rebeldes contra el régimen del presidente Bashar Assad. Sin embargo, advirtió no “americanizar una guerra civil.”

El gobierno de Obama anunció a principios de este mes que comenzaría a enviar armas a los grupos de la oposición siria después de tener a la mano pruebas concluyentes de que el régimen de Assad ha usado armas químicas contra las fuerzas de oposición. La Casa Blanca dijo que varios ataques químicos el año pasado con sustancias como el agente nervioso sarín mataron a 150 personas.

Gran Bretaña y Estados Unidos notificaron a la ONU de 10 incidentes en los que presuntamente el gobierno sirio usó armas químicas, dijo el miércoles un diplomático de la ONU, que habló a condición de no ser identificado debido a que los incidentes no se han divulgado públicamente.