Senado da luz verde a la reforma

El Senado de EE.UU. aprobó el proyecto de reforma migratoria, pero una de las enmiendas contempla destinar más de $30,000 millones para asegurar la frontera
Senado da luz verde a la reforma
La reforma migratoria parece estar condicionada a aumentar la seguridad en la frontera. Foto EFE

WASHINGTON, D.C.— Ha sido el voto más contundente en apoyo de una reforma migratoria desde 1986, cuando el país legalizó a tres millones de indocumentados. El Senado aprobó el proyecto de ley el jueves 27 de junio, con un voto de 68-32. Ahora todo depende de la Cámara de Representantes.

Un grupo de más de 90 jóvenes representando a United We Dream esperó paciente en el pleno del Senado, hasta cerca de las 4:00 p.m., cuando llegó el momento de votar. En sus caras se veía la esperanza y también la impaciencia por una legislación que puede cambiar sus vidas y la de sus familias.

A las 4:10 p.m., llegó el momento decisivo y se llamó a los senadores a votar. La solemnidad se podía ver en el Senado. Todos los legisladores estaban sentados en sus asientos y se fueron levantando uno a uno, para dar un “sí” o un “no”. Cuando el tiempo se acabó, un tímido aplauso, de esos que se prohíben en el pleno del Senado, inundó la galería, repleta de partidarios de una reforma migratoria. Luego un fuerte “Sí se puede” se escuchó al unísono, antes de que se llamara al orden en la sala.

“Todavía nos queda un largo camino por delante. Pero hace algunos meses atrás no sabía si seríamos capaces de llegar a este punto. Para mis colegas que se opusieron les digo gracias por la forma en que lo hicieron. A quienes nos apoyaron Dios los bendiga. Para el partido republicano los días de la autodeportación están detrás de nosotros”, dijo el senador Lindsey Graham (R-SC), uno de los autores del proyecto de ley.

Previamente, con un voto de 66-25 el Senado aprobó el lunes 24 de junio una enmienda que destinará más de $30,000 millones para asegurar la frontera y previene que los indocumentados accedan a beneficios federales. Según la enmienda propuesta por los senadores John Hoeven (R-ND) y Bob Corker (R-TN) y negociada con los autores de la reforma migratoria, ahora tendrán que cumplirse ciertas condiciones antes de que las personas —exceptuando dreamers y trabajadores agrícolas— puedan tener sus “greencards.” Entre los requerimientos figura: doblar el número de agentes en la patrulla fronteriza llegando a cerca de 40,000; completar el doble muro en 1,126 kilómetros de frontera; contar con un sistema de verificación de empleo en todo el país; tener un sistema de entrada y salida de Estados Unidos en todos los puertos de entrada.