Tri Sub-20 deberá golear a Malí

México tiene el futuro en sus manos para lograr meterse a octavos

GAZIANTEP, Turquía (AP).— México, que se encuentra al borde de la eliminación, recibió ayer impactantes noticias: perdieron dos equipos a los cuales les puede dar alcance y ahora depende de sí mismo para clasificarse a los octavos de final del Mundial Sub-20.

Egipto y Nueva Zelanda se quedaron sin puntos, y si México vence a Malí mañana podría colarse entre los mejores cuatro terceros de los seis grupos, eso sin contar la jornada del jueves en los que algunos de los colistas le daría otra mano.

Egipto perdió 2-1 con Irak, mientras Nueva Zelanda sucumbió 2-0 ante Uruguay.

Con esos resultados, la suerte está en sus manos.

Partiendo de la base que tiene que vencer a Malí mañana, México antes necesitaba que hoy Estados Unidos, que tiene un punto, no venza a Ghana (1) y que Corea del Sur (4) derrote a Nigeria (3) en sus respectivos grupos. Pero ahora, México ve su futuro color de rosa.

Embargado por la angustia de figurar último sin puntos en su grupo, México tiene la ventaja que en ambos partidos perdió por la mínima diferencia.

México ya no puede alcanzar a Grecia y Paraguay (4), pero sí a Malí (2) para meterse en la lucha de los terceros.

Para el capitán Jorge Briseño, el bajón de México no solo pasa por lo futbolístico, sino también por lo anímico.

México puede revertir su historia: ya tuvo su ayuda…Solo necesita ganarle a Malí y con varios goles de diferencia.