Vecinos de LA reclaman a banco por casa abandonada

Vecinos del sur de Los Ángeles dicen que el banco Chase abandonó una casa embargada y que ahora la habitan vagabundos
Vecinos de LA reclaman a banco por casa abandonada
La casa, que pertenece al banco Chase, está en muy mal estado y ha sido ocupada reiteradamente por vagabundos y drogadictos
Foto: Archivo / AP

Más de una docena de vecinos y miembros de ACCE (Alianza de Californianos para el empoderamiento de la comunidad) protestaron ayer frente a una sucursal del banco Chase del 5717 de la avenida Vermont, pidiendo que la institución limpie y asegure una casa que fue embargada más de un año atrás y se encuentra vacante.

Los vecinos de la calle 47 Este, entre la calle Wall y la calle Main, del Sur de Los Ángeles, dijeron que la casa, que pertenece al banco, se encontraba en muy mal estado y que había sido ocupada reiteradamente por vagabundos y drogadictos, que tiraban basura en el callejón y atentaban contra la seguridad del vecindario.

“Mi casa es hermosa y siempre está bien cuidada, pero debido a la casa abandonada de enfrente, ha perdido valor”, contó Emily Gibson, que vive hace 42 años, en la misma cuadra. La vecina confesó que sentía temor al salir a la calle, y que, si bien los vendedores de droga habían sido desalojados, un nuevo grupo de personas habían invadido el lugar, seis semanas atrás.

“Ya les cortaron la electricidad, el agua y el gas, pero se cuelgan a los cables y roban la luz. Pareciera que ni siquiera la compañía de electricidad está prestando atención”, comentó María Negrete.

Suzanne Ryan, vocera de Chase indicó que el banco estaba al tanto de la situación y que están coordinando y trabajando de manera activa con las fuerzas policiales.

“Tres años atrás se aprobó la Ordenanza de Registro de Ejecuciones Hipotecarias, que estipula que las propiedades vacantes deben ser mantenidas por el propietario o fideicomisario, y que de no hacerlo pueden ser responsables por una multa de 1,000 dólares por estructura, por día”, explicó Peter Kuhns, organizador de ACCE, quien añadió que hasta el momento no se había cobrado ninguna multa, a pesar de la cantidad de casos similares que existen en Los Ángeles.

“La ciudad siempre se está quejando de que no tiene dinero, el Departamento de Edificios y Seguridad no está haciendo cumplir la ordenanza”, agregó. Aquellos que tienen un problema similar o que necesitan salvar la casa pueden llamar a ACCE, al 1-877-633-9251.

Eugene Hardmon vive al lado de la casa embargada. Una de las paredes de su casa está a punto de derrumbarse, debido al estado de la casa vecina. Hardmon dijo que había llamado al banco reiteradas veces, pero que habían ignorado sus pedidos. “Cuando llamé y pedí hablar con el gerente me dijeron que yo no era suficientemente importante para hablar con él”, recordó.

Hardmon contó que los ocupantes de la casa embargada habían roto la cerradura de su casa y se habían metido a robar. “Mi hermano tiene la pierna amputada y no se siente seguro quedándose en casa”, contó Hardmon. El vecino también dijo haber visto niños viviendo en la casa embargada.