Autoridades realizan feria de seguridad en Lynwood

Autoridades del condado de Los Ángeles hacen demostraciones sobre protección en Lynwood

Autoridades realizan  feria de seguridad en Lynwood
El bombero Barry Bell les hace una demostración a dos niños que se le acercaron.
Foto: La Opinion Aurelia Ventura

Para Melissa Peláez, aprender sobre las medidas de seguridad y cómo colaborar con las autoridades son importantes para el bienestar de la comunidad y de su familia.

“Es una buena idea porque así los niños saben qué precauciones tomar, como en el caso de un temblor y a no tenerle miedo a la policía en el caso de una emergencia y que no se sientan tímidos en ir a buscar ayuda”, dijo Peláez ayer durante la Feria de Seguridad organizada por las autoridades de la ciudad de Lynwood en el Parque Yvonne Burke/Ham. “Es un buen programa que están haciendo para que los niños de la ciudad, y también los adultos, sepamos qué hacer en una emergencia”, añadió.

La Feria de Seguridad Pública de Lynwood fue una colaboración conjunta entre las autoridades de esa ciudad, el Departamento de Bomberos del condado de Los Ángeles y el Departamento del Sheriff. Uno de los puntos tratados durante la feria fueron las medidas de seguridad que deben tenerse en cuenta para detectar y reportar actividades sospechosas en el vecindario y disminuir el índice de delitos en la comunidad.

“Es un evento de cada año para promover la seguridad pública”, dijo el alcalde de Lynwood, Salvador Alatorre, quien destacó la labor que lleva a cabo el grupo Block Watch, los cuales trabajan junto con los departamentos del Sheriff y Bomberos del condado, a quienes siempre les están reportando. “Pero tenemos que expandir esto a la comunidad para que la gente aprenda a identificar los problemas”, dijo.

De acuerdo con Antonio Munguía, presidente de Block Watch, el objetivo principal del grupo es “seguridad pública, que incluye la reducción de los delitos, disminución del consumo de drogas, motivar a los niños a que no abandonen los estudios y animar a los residentes a que mantengan sus propiedades en buen estado.

Los residentes aprendieron técnicas de resucitación cardiopulmonar (CPR) utilizando muñecos proporcionados por miembros del departamento de bomberos del condado.

“Es una buena clase porque aprende uno a que hacer en una situación como esta”, dijo María González, quien ya conocía sobre la técnica porque se desempeña como asistente de enfermera certificada (CNA). “Pero ni mi esposo ni mi tío sabían y eso es nuevo para ellos. Porque no es igual explicarles uno mismo que usar un muñeco”, añadió.

Además de las motos, autos de policías y bomberos que estuvieron en la feria, los asistentes experimentaron lo que se siente durante un temblor y cómo reaccionar en una emergencia.

El Simulador de Terremotos Shakey Quakey, del Departamento de Bomberos permitía sentir un temblor de hasta 3.4, con una duración de 3 a 5 segundos.