¡Venga el Mundial!

Brasil vence a España en la final con alta calificación y demuestra que va en la ruta correcta para el 2014
¡Venga el Mundial!
Directivos y jugadores de la selección brasileña posan para la foto del recuerdo como campeones de la Copa Confederaciones en el Estadio Maracaná.
Foto: AP

RÍO DE JANEIRO.— Tal vez no en organización, pero en lo deportivo Brasil parece estar más que listo para su Mundial, el próximo año.

La verdeamarela superó con claridad al campeón del mundo, España, por 3-0, y ganó su tercera Confederaciones al hilo, ante un pletórico Maracaná.

Todo lo parejo que se estimaba sería el partido de ayer se acabó en menos de dos minutos, cuando Iker Casillas no salió a cortar un centro al área chica y Álvaro Arbeloa no logró despejar la pelota, que quedó a la deriva para que Fred la mandara a la red.

Con el gol tempranero, “La Roja” debió rehacerse para buscar el arco de Julio César, pero un planteamiento intenso y canchero del local impidió siquiera la salida limpia del conjunto europeo.

Con faltas tácticas y exageración en las reacciones al recibir infracciones, Brasil fue poco a poco acabando con el ímpetu español, y más cuando David Luiz sacó de la línea el gol del empate, luego de que Pedro ya había batido al portero brasileño.

En lugar del posible empate llegó al 2-0, cuando Oscar habilitó por izquierda a Neymar, quien sacó un potente zurdazo imposible de detener para Casillas en el 44′.

El festejo eufórico del “10” brasileño era un justo premio para el Mejor Jugador de la cancha.

El flamante refuerzo del Barcelona se puso el overol en la recuperación durante los 90 minutos y también hizo malabares a la ofensiva, como un pase filtrado que Fred estrelló en Iker cuando todavía había un gol de diferencia.

El complemento comenzó como el primer tiempo.

Justo en el 47′, Fred había hecho su segundo de la tarde, a pase del mismo Neymar, con un derechazo cruzado que el capitán español se quedó cerca de desviar.

El juego prácticamente terminó ahí. Todavía “La Roja” tuvo ocasión para recortar distancias cuando aún quedaba tiempo, gracias a un penal cometido por Marcelo a Jesús Navas, pero Sergio Ramos lo cobró de forma espantosa y lo mandó a un costado al 55′.

Futbolística y, sobre todo, anímicamente ya no hubo respuesta española, que siguió sin claridad en la salida y que sufrió como Brasil, de forma sistemática, detenía a Andrés Iniesta con cualquier recurso.

En el primer tiempo, Brasil cometió 15 faltas, incluidas tres por cabeza de Neymar y Oscar, encargados de la recuperación inmediata del balón.

Para el complemento ya no hubo necesidad de tantas, 11, por ocho de los españoles en cada tiempo, una de ellas, al 68′, le costó la roja directa a Gerard Piqué, quien bajó a Neymar cuando el brasileño se enfilaba solo rumbo a la portería de Iker Casillas.

Antes del final, el portero del Scratch, Julio César, también tuvo oportunidad de lucirse: primero con un paradón a un remate por abajo de Pedro, y luego con otro a un derechazo de David Villa.

Fuegos artificiales y fiesta en Brasil.

Ahora habrá que esperar un año para saber qué pasa, pero los brasileños ya tienen razones para soñar con ganar otro Mundial.