Juez niega a Castro contacto con hija de Amanda Berry

Por otro lado, el magistrado Michael Russo aseguró que el secuestrador de Cleveland está mentalmente capacitado para entender los cargos que se le imputan

Cabizbajo, como en las audiencias anteriores, Ariel Castro llegó hoy a la corte, donde se le denegó el acceso a la hija que tuvo con su secuestrada, Amanda Berry.
Cabizbajo, como en las audiencias anteriores, Ariel Castro llegó hoy a la corte, donde se le denegó el acceso a la hija que tuvo con su secuestrada, Amanda Berry.
Foto: AP / Mark Duncan

Washington, 3 jul – Un juez de Cleveland (Ohio) dictaminó hoy que Ariel Castro, acusado de secuestrar y violar durante más de una década a tres jóvenes en su residencia, está en condiciones de someterse a juicio.

Michael Russo, juez del condado de Cuyahoga, aseguró durante una audiencia celebrada esta mañana que Castro, de 52 años, está mentalmente capacitado para entender los cargos que se le imputan.

La decisión se produce una semana después de que Russo ordenase un examen siquiátrico de Castro, que enfrenta cargos por violación, secuestro y asesinato agravado, ya que durante el cautiverio las secuestradas tuvieron que abortar.

Durante la audiencia, Castro solicitó mantener contacto con la niña de la que es padre y que concibió con Amanda Berry durante el secuestro, algo que el juez rechazó por “inapropiado”.

El acusado se ha declarado no culpable de los cargos en su contra.

Por su parte, el fiscal del condado, Timothy McGinty, reiteró su intención de solicitar la pena de muerte para Castro, que se encuentra en prisión preventiva bajo fianza de $8 millones.

El caso conmocionó a la opinión pública de EE.UU., cuando las chicas lograron escapar el pasado 6 de mayo de la casa en Cleveland (Ohio), y contaron su dramática historia en la casa de Castro durante su encierro por más de una década.

Las tres chicas, Amanda Berry, Gina de Jesús y Michelle Knight, sufrieron violaciones y abusos durante el tiempo en el que estuvieron encerradas y en el que no pudieron salir de la casa.