Operativos a contratistas sin licencia

ICE captura a indocumentados que trabajan para constructores irregulares

Trabajadores de la construcción que operan sin licencia están siendo blanco de una unidad especial contra el fraude, formada por la Junta Estatal de Licencias para Contratistas (CSLB).

La gran mayoría de ellos son latinos que se anuncian a través de internet, o que reclutan jornaleros.

La CSLB, que depende del Departamento de Asuntos del Consumidor en California (DCA), ha estado realizando operativos encubiertos en los que colabora la Oficina de Inmigración y Aduanas, el temido ICE para los indocumentados.

En mayo y junio han sido detenidos 11 contratistas que se anunciaban en páginas de Internet como Craigslist, sin tener licencia para realizar trabajos de construcción, 7 de ellos de origen latino.

ICE no informó sobre el número de detenidos bajo su custodia en estos operativos.

Tom O’Hair, portavoz de la CSLB, explicó que la participación de ICE en los operativos que realizan es a petición de las autoridades policíacas como el Sheriff de Los Ángeles, que los ha apoyado en los recientes arrestos.

La mayoría de los que son detenidos en los operativos, señaló O’Hair, tienen que ser identificados y cuando no es posible determinar si están en el país de manera legal o si tienen récord criminal, las autoridades toman acción y en algunos casos son puestos en proceso de deportación.

En 2012, la CSLB otorgó 1,743 multas a constructores sin licencia, que representa un delito menor, pero por el que podrían pasar hasta seis meses en prisión y pagar una multa mínima de $5 mil dólares.

La actividad ilegal de los contratistas, indicó el portavoz de la CSLB, es parte de los $140 mil millones de dólares de economía subterránea que no paga impuestos, ni seguro de compensación al trabajar en California, y que no siguen las reglas de seguridad laboral.

En el centro de jornaleros de las calles Union y Wilshire cerca del Centro de Los Ángeles, donde constructores sin licencia llegan a contratar mano de obra barata, dijeron no estar enterados de este tipo de operativos.

“Nosotros agarramos ‘jale’ donde caiga”, comentó un jornalero. “¿Usted cree que vamos a andar preguntando si tienen licencia?”.

“La prioridad es encontrar trabajo, hay que sacar para la papa todos los días”, dijo otro.

O’Hair señaló que los operativos se planean en base a la información que obtienen de contratistas autorizados que se quejan de la desventaja que tienen ante quienes ofrecen precios más bajos por colocar un piso o levantar un pared, ya que no pagan seguro y no dan garantía.

La CSLB cuenta con la unidad SWIFT (Statewide Investigative Fraud Team) para realizar los operativos de manera permanente, por lo regular cada semana.

En mayo, ocho contratistas fueron arrestados en una obra que se realizaba en Rolling Hills, en el área de Harbor City, y al mes siguiente otros tres contratistas sin licencia cayeron en el mismo lugar.

Los detenidos fueron: Juan Vargas Lucas, Tomás Nieto Mondragón, Zvonimir Nikolic, Melo Ahoia, José Araya Cárdenas, Óscar Humberto Sermeno, Marcus Malouf-Claxton, Israel Herrera Núñez, Asaf Steren, Julio Armando Escobar y Jesús Danny Hernández.

Al menos un empleado que había sido contratado por uno de esos contratistas fue tomado en custodia por ICE debido a su situación migratoria.

“Nuestro enfoque es que los contratistas tengan licencia, proteger al consumidor, no arrestar trabajadores”, señaló O’Hair.

Toda persona que ofrezca un trabajo de construcción que sea superior a los $500 dólares (incluyendo material y mano de obra), debe contar con licencia de la CSLB.