Una idea peligrosa

Planearon cargar drones con armas no letales para la zona de frontera

DALLAS (Notimex).—El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos desarrolló planes para montar armas no letales en aviones no tripulados operados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), dependencia que negó esos proyectos con anterioridad.

Los planes, con la idea de montaje “de armas no letales” en esos aviones conocidos como drones de la CBP, se dan a conocer en un documento de 2010 firmado por la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano.

El documento fue difundido la víspera tras ser obtenido mediante una demanda interpuesta bajo la Ley de Libertad de Información por la Electronic Frontier Foundation, agrupación con sede en San Francisco, California, que promueve la libertad de expresión, la privacidad y los derechos de los consumidores.

Según el documento, titulado “Concepto de Operaciones para Sistemas Aéreos Predator B no Tripulados de la CBP”, las armas serían usadas contra personas o vehículos que transportan contrabando o migrantes indocumentados.

Una sección del documento de 107 páginas señala que “las actualizaciones adicionales de carga útil pueden incluir armas no letales diseñadas para inmovilizar objetivos.

La CBP emitió un comunicado en el que señala que “la CBP no tiene planes para armar sus sistemas no tripulados, aviones con armas no letales o armas de cualquier tipo”.

“Los sistemas de aeronaves no tripuladas están dedicados a la misión de seguridad fronteriza de apoyo a la CBP y a proporcionar una importante capacidad de vigilancia y reconocimiento para los agentes de interdicción en el suelo y en las vías navegables”, indicó.

Sin embargo, agrupaciones defensoras de los derechos civiles están preocupadas de que Napolitano hubiera firmado un documento para colocar incluso armas “no letales” en aviones no tripulados.

En la actualidad, la CBP opera 10 aviones desarmados de este tipo a lo largo de las fronteras con México y Canadá. Se prevé que la dependencia contará con 17 en 2017.

La iniciativa de Reforma Migratoria pide a la Patrulla Fronteriza, bajo el mando de la CBP, el operar aviones no tripulados las 24 horas del día, siete días a la semana a lo largo de la frontera sur.