El ‘peleón’ de Las Vegas

América y Chivas reeditan su rivalidad en un marco de violencia y caos

Amércia y Chivas, los dos equipos de más arrastre en la afición al futbol de todo México, trasladaron su rivalidad más allá de su geografía y mucho más allá del ámbito deportivo para protagonizar una batalla campal de proporciones mayores en lo que debía ser un festivo partido de futbol disputado en Las Vegas y terminó en violencia y caos.

Todo empezó con un encontrón entre grupos de barras de los dos equipos en lo previo al partido disputado en el Sam Boyd Stadium que dejó al menos una docena de heridos reportados los cuales fueron trasladados a hospitales locales.

Héctor Reynoso y Giovani Hernández, por Chivas; Paul Aguilar y Rubens Sambueza, por América vieron la roja antes de culminar el primer tiempo luego de una gresca monumental en la que participapron los los 22 jugadores y los bancos de ambos equipos.

Chivas ganó 1-0 con gol de Giovanni Casillas a los 86′, y sobre el cierre los simpatizantes del América volvieron a tomar protagonismo e invadieron el campo de juego, obligando al juez a dar terminar el juego.

A pesar de su equipo derrotó 1-0 al América en el Clásico de Benjamín Galindo, el balance final no fue el adecuado ante la pobreza que ofreció el partido tras la batalla campal entre jugadores y aficionados.

“Creo que a ninguno de los dos equipos nos sirvió de mucho porque primero las expulsiones, te quedas con dos hombres menos, entonces prácticamente no te sirve como tu deseabas”, confesó el estratega al portal oficial de las Chivas.

“Estábamos hablando de un partido importante donde se esperaba otra cosa, y eso en un Clásico con la gente de acá de Las Vegas hubiera sido otra cosa, pero fue lamentable”.

Chivas viajó a San José, California, para jugar frente a Pumas y el viernes 12 lo hará ante DC United de la MLS para cerrar la gira.