EL ‘PIOJO’ ESTÁ DECEPCIONADO

MÉXICO.— Luego del penoso espectáculo que brindaron América y Chivas en el partido amistoso que sostuvieron el pasado miércoles en Las Vegas, Nevada, el estratega azulcrema, Miguel Herrera, fue autocrítico y señaló que el duelo no sirvió de nada.

“Los dos equipos desvirtuamos lo que estábamos jugando, pero si el árbitro [Jesús Cisneros] hubiera terminado las jugadas violentas habría sido distinto”. “Nosotros tratamos de calmar, pero él (árbitro) se pone peor, está viendo que es un partido de exhibición donde había mucha gente en el estadio, pudo decir cámbienlos para que el espectáculo siga, pero no, se le hizo fácil y nos expulsó a dos jugadores por cada equipo, así que ya no nos sirvió absolutamente de nada el partido”, indicó.

El “Piojo” confirmó que continuarán con su gira por los Estados Unidos, y refirió que cuando programaron los partidos no tenían contemplado que tendrían tantas bajas por Selección Nacional, aunque ello no le incomoda para dar frente a dichos encuentros.