Juzgar a México

Juzgar a México
La guerra de las drogas, con sus asesinatos y secuestros, y toda su secuela de crímenes, es un lastre que México carga.
Foto: Notimex

Burbujas

A veces me pregunto porque a México y sus problemas se les juzga tan ligeramente cuando pienso que deberíamos de hacer análisis más a fondo antes de emitir opiniones.

Creo que en América, tras los grandes gigantes económicos de Estados Unidos y Canadá, México es el país que mas consistentemente ha venido avanzando, pese a sus problemas de inseguridad por la guerra entre los carteles de las drogas.

Muchas veces se ha criticado la falta de honestidad en la política de México y eso está mejorando. Actualmente, muchos políticos, y varios ex-gobernadores están en la cárcel por peculado. En Estados Unidos ni siquiera lo mencionamos y somos muy rápidos en la crítica ajena como si no tuviéramos nuestros pecadillos propios.

Un ejemplo, entre otros, es el cabildeo o “lobbying” que aquí está oficialmente permitido y basta con registrarse y seguir ciertos lineamientos para poder dedicarse “legalmente” a “convencer” a representantes y senadores para que apoyen a las legislaciones que mas convengan a los intereses de los cabilderos. Eso lo hemos criticado muchas veces porque se presta a deshonestidades.

Como en México el cabildeo está prohibido, se dan “mordidas” o comisiones; es solo un diferente estilo de lo mismo, deshonestidad disfrazada.

No pasa un día sin que se critique la violencia en México. La guerra de las drogas, con sus asesinatos y secuestros, y toda su secuela de crímenes, es un lastre que México carga y que en gran parte se debe a la demanda de los drogadictos locales; además, las armas con las que allá se matan, son producto de nuestra industria de guerra que hace un estupendo negocio contrabandeando esas armas a los carteles en México.

Tanto el contrabando de drogas, como el de armas son un brillante negocio para algunos en ambos lados de la frontera, al amparo de la inacción oficial para evitarlos….y si es un gran negocio, vamos señalando a los que se benefician, en lugar de culpar a un país completo por lo que está sufriendo.

Por supuesto que México tiene cierta responsabilidad en el caso porque el combate a los narcotraficantes no ha sido llevado en forma eficiente y la caída de algunos de los grandes capos ha atomizado el negocio volviéndolo cada vez más difícil de combatir, pero la falta de acción para reducir el consumo sigue siendo el factor principal por lo que el problema persiste.

El aspecto más trillado de la problemática entre México y Estados Unidos es la migración. Ahora aquí se construyen muros y se gastan recursos que el país no tiene, y se hacen , no para evitar la entrada de las drogas que envenenan a nuestros jóvenes, ni para evitar que salgan las armas con las que son asesinados los mexicanos, sino para evitar que los pobres de México vengan a buscar algo de alivio en ese sueño americano del que tanto hablamos.

Ese muro separa a dos países como si fueran enemigos y equivale, a mi criterio, al muro de Berlín que tanto criticamos. Allá era para no dejar salir, aquí es para no dejar entrar. Lamento decir que no he oído argumento alguno para el muro más que el de migración como si todo lo que pasa en la frontera no tuviera importancia.

He conversado con personajes de la política y empresariales de México y muchos de ellos se sienten ofendidos por la militarización de una frontera que casi siempre había sido de paso.

Y nuestros republicanos, que tan rígidos creen ser en la reducción del presupuesto federal, están dispuestos a gastar en la construcción del muro alrededor de 40 mil millones de dólares (estimaciones que se han publicado por allí) y que tan sólo como referencia, son el doble de lo gastado para reconstruir a Europa después de la segunda guerra mundial. Y falta saber cuánto nos va a costar cuidarlo, y por cuanto tiempo vamos a tener que hacerlo. Después de la muralla China, la muralla en la frontera entre Estados Unidos y México sería la más larga del mundo.

Me temo que si solo se ve el aspecto migratorio, ese muro va a servir para poco, pero de seguro va a crear violencia entre las guardias fronterizas y aquellos que intenten entrar al país sin documentos.

Cambiando de tema, México ha venido atrayendo grandes inversiones para industrias, y por fin se ha entendido, también en los Estados Unidos, que es más fácil y conveniente tener plantas productivas en México que en el oriente, porque además de los beneficios de la cercanía, hay un efecto secundario porque al crear empleos en México se evita la emigración.

La situación interna política de México no es estable todavía, aunque parece ser que el Presidente actual, Enrique Peña Nieto, está haciendo un papel aceptable, pero hay elementos como los maestros, que con sus constantes huelgas e interrupciones en las carreteras crean problemas sin solución, y esos dificultan la buena marcha del país..

Cuando usted este leyendo esta nota, hay elecciones de gobernadores en varios estados en México. Los resultados van a indicar si el PRI sale fortalecido o si se incrementa la oposición, pero como quiera que sea, México está en un proceso democrático que puede ayudarle a seguir avanzando en su estabilidad y a ser ejemplo para muchos países de Latinoamérica.

México no puede ser juzgado solo porque aquí hay inmigrantes indocumentados mexicanos.