Si está de vacaciones, póngase manos a la obra

Cómo añadir diversión y color a la habitación
Si está de vacaciones, póngase manos a la obra
Decora tu habitación durante las vacaciones con ideas sencillas.
Foto: Agencia Reforma

¿Qué tal si ya que estás de vacaciones cambias la decoración de tu habitación y le das un giro divertido?

Ahora puedes hacerlo con ideas sencillas como pegar en las ventanas unas estampas llamadas viniles, incluir letras grandes que formen tu nombre o pintar alguna de las paredes con rayas de colores verde y azul turquesa.

“Es importante tu edad y gustos, así como las necesidades que debe cumplir el espacio: a veces una habitación solamente se usa para dormir y guardar ropa, mientras que en otras también se utiliza como estudio y espacio de juego”, explicó la arquitecta de interiores Mariangel Coghlan.

“Conviene tener un baúl para guardar peluches, un sillón o mecedora para sentarse y una mesa para hacer la tarea y pintar. Todos los muebles deben corresponder al tamaño del cuarto”, añadió.

Cuando quieras cambiar sutilmente la apariencia de tu recámara, puedes empezar por modificar la ubicación de los muebles. Por ejemplo, colocar la cama en el lugar del librero o el centro de televisión en el sitio del escritorio.

Otra opción consiste en vestir la cama con un edredón y cojines diferentes a los que siempre están puestos. Revisa los que estén almacenados en el clóset, desempólvalos y refresca la imagen de tu espacio.

Un ambiente limpio y agradable a la vista se logra al ordenar tus juguetes en cestos o contenedores con etiquetas para tener todo organizado, así tardarás menos tiempo en encontrar lo que buscas.

Si quieres darle un toque único a tu habitación, cuelga sobre el muro un póster de tu superhéroe favorito o una fotografía con tu familia y mejores amigos. Además, puedes poner en la cama o en un sofá distintas almohadas con estampados de figuras animales o de tu actividad favorita, como ballet o futbol.

No olvides que la iluminación es importante para que puedas leer un libro por la noche. Entonces, coloca una lámpara en tu buró con una pantalla con dibujos de estrellas, corazones o nubes.

“El ambiente de una recámara infantil debe ser cálido, cómodo y seguro. Por ello, hay que evitar utilizar pinturas tóxicas ni muebles puntiagudos. Además, es importante instalar protectores de enchufes y no tener a la mano objetos de cristal, de cerámica u otros materiales que puedan romperse”, agregó Mariangel Coghlan.

“Los niños hacen de su habitación un mundo propio de fantasías. Si las pequeñas sueñan con princesas, es válido poner cenefas de coronas o viniles de castillos, mientras que para los pequeños, existen opciones de coches, astronautas y balones”, continuó.