YA ESTÁ EN LOS ÁNGELES…

La selección mexicana arribó ayer a Los Ángeles para realizar su primera parada en la Copa de Oro, en la que debutará el próximo domingo, en el Rose Bowl de Pasadena, ante Panamá.

El Trir llegó poco después de las 3:30 p.m. a la terminal 2 del Aeropuerto de Ciudad de México, y sin demasiado ruido ingresó a la sala de espera de las salidas internacionales para tomar el vuelo con destino a California.

La delegación viajó con un grupo de 22 jugadores de los 23 registrados ya que el portero Alfredo Talavera sólo irá a Estados Unidos si es requerido.

Los guardametas para toda la ruta serán Jonathan Orozco y Moisés Muñoz.

Los jugadores evitaron hacer declaraciones a la salida, al mantener su política de no hablar en los aeropuertos, la que cumplieron también en su arribo a Los Ángeles.

Policías de la terminal aérea hicieron una pequeña valla para facilitar el paso de los seleccionados.

Miguel Layún, quien fue el primero en caminar, bromeó con los aficionados que le gritaron “todo es culpa de Layún”, a lo que el jugador solo sonrió y levantó la mano.

El Tri entrenará hoy en la Universidad de California Los Ángeles, y será hasta mañana cuando haga el reconocimiento a la cancha en el Rose Bowl, donde ganó la Copa de Oro hace dos años.