Rodados al cuadro

Joakim Soria  hace su primer envío del 2013.
Joakim Soria hace su primer envío del 2013.
Foto: AP

El dominicano Nelson Cruz quebró el empate con un sencillo en la quinta entrada, mientras que el mexicano Joakim Soria volvió al montículo y cumplió un buen relevo, para que los Rangers de Texas superaran ayer por 5-4 a los Astros de Houston.

Cinco relevistas de Texas, incluido Soria, lanzaron un inning cada uno, sin admitir carreras, después de que el abridor novato Justin Grimm no pudo sacar out eb el quinto acto.

Soria se estaba recuperando de una cirugía de reemplazo de ligamento de codo en el invierno, cuando los Rangers firmaron un contrato por dos años y ocho millones con el dos veces participante en Juego de Estrellas. El convenio incluye una opción del club para renovarlo en la temporada 2015.

Los Orioles habían perdido dos juegos por diferencia de una carrera, y estaban a punto de sucumbir en el tercero de esa misma forma. Frente a ellos, tenían nada menos que a Mariano Rivera, quien suele ser una garantía como cerrador.

No había muchas esperanzas para Baltimore, hasta que Adam Jones fue a la caja de bateo en la novena entrada.

Jones bateó un cuadrangular de dos carreras contra el astro panameño, y los Orioles derrotaron por 2-1 a los Yanquis para cortar en seis juegos la cadena ganadora más larga de Nueva York en la temporada.

“Lo logré ante el mejor cerrador”, dijo Jones.

Josh Reddick bateó un cuadrangular y produjo cuatro carreras y los Atléticos vencieron ayer por 10-4 a los Reales de Kansas City.

Luis Mendoza (2-5) permiió cinco carreras en el segundo, y recibió abucheos después de que sólo retiró a cuatro bateadores.

Fue la salida más breve del derecho mexicano en cinco años, desde su apertura del 7 de julio de 2008 cuando estaba en Texas.

Un jonrón de dos carreras de Michael Brantley en el octavo inning permitió a Cleveland romper una racha de siete derrotas contra Detroit al imponerse ayer por 9-6 y acercarse a un juego de los líderes Tigres en la División Central de la Liga Americana.

Brantley también la desapareció sin nadie en base en el sexto y totalizó cinco remolcadas, el mayor total en un juego de su carrera.